Neuquén . Centenario

Agua potable: levantan casi 180 conexiones ilegales

Vecinos de otros barrios notaron que se quedaban sin presión y se quejaron por la situación. Sacaron la red de una canilla comunitaria provisoria.
lunes, 21 de noviembre de 2011 · 00:00
La falta de agua comienza a ser un problema en la tercera meseta, una de las zonas más altas y alejadas que tiene hoy esta localidad, donde las familias se asientan a la espera de que el municipio les regularice las tierras con servicios básicos.

Esta dificultad resurgió el viernes cuando la comuna detectó 180 conexiones de agua clandestinas en 9 manzanas comprendidas en el barrio “8 de Agosto”, un espacio donde existen reservas de terrenos con unas pocas construcciones precarias.

Las conexiones fueron detectadas por empleados de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, debido a una masiva queja de vecinos por una merma importante del servicio en sectores cercanos a ese asentamiento, donde prácticamente no tenían agua.

El intendente Javier Bertoldi se refirió a este hecho el sábado en su programa radial “Vínculo Ciudadano” y exigió al gobierno provincial que acelere las gestiones para conectar a la ciudad al acueducto Mari Menuco, mediante el Nexo III. (Ver recuadro) “Haciendo conexiones truchas y dejando a otros sectores sin agua no es la manera; vamos a seguir trabajando fuertemente pero la solución sobre este sector de la meseta es el acueducto, el nexo que el señor gobernador ha prometido varias veces”, expresó.

Las conexiones clandestinas llevaron varios días de trabajo a los vecinos, ya que derivaron el agua de una toma comunitaria que el municipio había dejado para el abastecimiento del sector, en una suerte de futura plaza de la zona.

La comuna detectó que los vecinos realizaron un trabajo y una importante inversión, pero de manera ilegal. De una canilla comunitaria -con un caño de 75 milímetros- derivaron una cañería madre de 110 milímetros para las 9 manzanas de ese barrio, aún sin regularizar.

Los vecinos de esa zona no cuentan aún con una tenencia precaria para gestionar los servicios, debido a la altura que de los terrenos, casi al mismo nivel de la cisterna de 2 millones de litros que distribuye el agua por desnivel a todo el sector alto de Centenario.

Bertoldi mencionó que a pesar de los reclamos “la única solución es traer agua del acueducto porque es imposible bombear nuevamente del río a pesar de que vamos a mejorar cuando se termine la ampliación de la planta de agua”.