Neuquén

Recordaron con un acto el Día del Trabajador de Agua Pesada

Se realizó ayer al mediodía en la Planta Industrial de Agua Pesada un acto del que participaron autoridades provinciales, representantes de la Comisión Nacional de Energía Atómica y de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería, junto a delegados sindicales.
miércoles, 23 de noviembre de 2011 · 00:00
Con un acto que se realizó ayer martes al mediodía en la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), se conmemoró el Día del Trabajador de Agua Pesada, según se informó desde el ministerio de Desarrollo Territorial. Participaron autoridades provinciales, representantes de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI) y delegados sindicales.

En la ocasión se recordó la historia de la PIAP, sus comienzos y los momentos en los que la producción se vio afectada con la amenaza de cierre definitivo de la planta. La situación de incertidumbre que vivieron los trabajadores se extendió hasta el 23 de noviembre de 2000, fecha en la que se firmó un acuerdo con el gobierno nacional para continuar con la producción de agua pesada, y que hoy se recuerda como su día.

Estuvieron presentes en el acto el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, junto a los diputados nacionales Alicia Comelli y José Brillo; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Mauricio Bisauta; el gerente general de la ENSI, Héctor Apesteguía, y delegados sindicales.

Historia

La PIAP fue creada el 21 de diciembre de 1989 a través de la Ley Nº 1827 que sancionó la Legislatura provincial, y es una sociedad del Estado conformada por la CNEA y la provincia del Neuquén.

En marzo de 1993 fue inaugurada con la misión de abastecer a los reactores de las centrales argentinas en funcionamiento y aquellos en proceso de construcción, pero las políticas privatizadoras de la década de 1990 aplacaron la actividad de la planta de Arroyito, dejándola al borde de su desaparición.

El 23 de noviembre de 2000 se firmó un acuerdo que estipulaba la producción de 200 toneladas de agua pesada, garantizando el puesto de trabajo para más de 400 personas. Con la renovación del Plan Nuclear Nacional se incluyó un nuevo contrato para elevar la producción a 600 toneladas.

De esa manera se amplió su horizonte comercial y se incursionó de manera exitosa en los mercados asiático, europeo y de América del Norte.

La empresa es actualmente una de las pocas proveedoras de agua pesada en el mercado internacional, y cuenta con la planta de mayor capacidad de producción en el mundo, con una importante dotación de profesionales, técnicos y operarios especializados que poseen un alto grado de capacitación y entrenamiento.

En su plantel de profesionales se destaca el potencial de ingenieros mecánicos, químicos, electrónicos y electricistas, entre otras orientaciones. Ellos, junto a un nutrido grupo de técnicos, conforman un equipo de trabajo para llevar a cabo proyectos y ejecuciones que requieren alta especialización.

El 45 por ciento de los operarios son técnicos (entre los que se encuentran químicos/petróleo, electromecánicos, mecánicos, electrónicos, maestros mayor de obra y otros), 25 por ciento son profesionales (ingenieros químicos, electrónicos, industriales, mecánicos, electricistas, electromecánicos, y otros) y el 30 por ciento restante son empleados y operarios.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias