Neuquén

Trabajadores de Salud llevan su reclamo a los puentes

Tras la sanción de la norma de remuneraciones para el sector, el gremio irá a los puentes carreteros con el objetivo de conseguir una mesa salarial. Se ratificó el paro hasta el martes
viernes, 25 de noviembre de 2011 · 00:00
Tras la sanción de la nueva ley de remuneraciones para Salud, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) dejó en claro ayer que no bajará los brazos en su reclamo por una recomposición económica para el conjunto de los trabajadores del sector y anunció que a partir de hoy endurecerá las medidas de fuerza con una volanteada en la zona del peaje. No se descartaron posibles cortes de ruta para los próximos días.

Así se informó ayer tras una manifestación en cercanías de la Legislatura neuquina, que tuvo momentos en los que los manifestantes se enfrentaron con parte de la seguridad montada en el lugar. Trabajadores del Estado marcharon ayer a la Legislatura como parte del paro provincial de 24 horas convocado por ATE como reclamo para que el Gobierno atienda una serie de conflictos que atraviesan distintos sectores de la administración pública.

La marcha que en un principio se iba a dirigir a Casa de Gobierno cambió su recorrido en solidaridad con el sector de Salud y en repudio a la aprobación -el miércoles por la noche- de la Ley 2.562, de Remuneraciones para Salud.

Al llegar al edificio situado sobre calle Leloir, miles de manifestantes se encontraron con un fuerte dispositivo de seguridad conformado por tres hileras de vallas y una gran cantidad de uniformados.

En su objetivo de avanzar, los trabajadores se pusieron cara a cara con los agentes, oportunidad en la que se registraron incidentes entre las partes con un resultado de al menos 9 heridos, seis policías y tres trabajadores.

Finalmente la tensión bajó y el acto se pudo realizar con la participación de tres oradores: Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE y la CTA; Baltazar Álvarez, de la junta interna de ATE en el Castro Rendón, y Patricia Varela, dirigente de ATEN Capital, quien repudió el vallado y se manifestó en contra de la “precarización laboral que representa esta ley”.