Neuquén

Siguen los animales sueltos en las rutas y suman complicaciones

El problema se da en la provincia y en la vecina Río Negro. Hay tranqueras abiertas, falta de alambrados y por ello se intensifican los problemas.
lunes, 09 de mayo de 2011 · 00:00
Ya de por sí los accidentes en esta región son una constante, situación que se intensifica con la presencia de animales sueltos y sin ningún tipo de control.

Cabe destacar que en el contexto neuquino hubo en abril 37 denuncias de conductores por la presencia de animales sueltos, que colocaron como más riesgosas las rutas provinciales 7 y 51, y la nacional 22, en el trayecto desde Arroyito hasta Zapala, de acuerdo a lo informado por el director de Tránsito de la provincia, Natalio Rivera.

Por ejemplo, en Rincón de los Sauces, se registraron en lo que va del año 20 accidentes con animales sueltos, algunos con letales resultados. En ese sentido, Rivera ratificó la peligrosidad de la zona de Tratayen y el tramo de la ruta 5 que va hasta Rincón de los Sauces. Y sumó entre las zonas peligrosas al paraje Cerro Bandera, sobre la ruta 22, paso obligado para los conductores que van desde Zapala hacia Cutral Co.

En la provincia vecina de Río Negro las rutas más complicadas por la presencia de animales son la provincial 6, la 237 camino a Bariloche y la 23 en toda la Región Sur de la provincia. Otra ruta con muchos riesgos es la nacional 40.


Vecinos y lugareños que utilizan estas rutas, denuncian que nunca hubo ningún tipo de operativo para evitar que deambulen estos animales por las vías de circulación. En base a la ley 2.448, la provincia debe controlar a los animales sueltos y a través de sus tribunales de Faltas o juzgados de Paz deben multar a los propietarios. Pero esto no tiene casi cumplimiento efectivo. En ese contexto, en 2010 la justicia neuquina obligó a la provincia a poner en marcha un plan para avanzar en el cerramiento perimetral de campos privados y tierras fiscales.

Cabe recordar que, en febrero de este año, el Secretario de Estado de Seguridad, Guillermo Pellini, anunció que en conjunto con la Dirección de Tierras se identificó a los ocupantes de tierras fiscales y los propietarios que no han alambrado sus campos que lindan con las rutas 7, 8 y 51 para que en 180 días instalen o reparen alambrados. Dijo que el operativo comenzó con la ruta 7.

Motivos y falta de soluciones

La ausa principal radica en que los campos paralelos a las rutas están sin alambrar y son tierras fiscales que pertenecen al patrimonio provincial. Por otro lado hay una superficie menor que es de propietarios particulares que, en muchos casos, no cuentan con recursos para colocar guardaganado o cercar. 

La solución no está cerca de producirse. Muchos dicen que son los dueños de los campos los responsables, otros aseguran que es el Estado, y en el medio están las tierras fiscales. Lo único que se sabe es que los inconvenientes cada vez son mayores, a veces con resultados que no tienen vuelta atrás y con marcas letales, como lo son la pérdida de vidas en accidentes en los que este problema tiene mucho que ver.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias