Neuquén

Candidatos del Pro se reunieron con el obispo Melani

Ayer por la mañana, Mariano Rolla candidato a diputado provincial del PRO en la Provincia, se acercó junto a sus pares Calos Pini y Rodolfo Catella Montejano, a la Diócesis de Neuquén.
viernes, 10 de junio de 2011 · 00:00
La reunión tenía por objeto entregarle al obispo Marcelo Melani y a monseñor Virginio Bressanelli obispo coadjunto, un “escrito” en nombre de todos los candidatos a diputados del PRO, en el que dejan expresa constancia del compromiso en defensa del Derecho a la vida de las personas por nacer.

El PRO que acompañan a Martín Farizano como candidato a Gobernador, afirmó que “Propuesta Republicana distrito Neuquén, deja sentado ante la sociedad neuquina y los máximos representantes de la Iglesia Católica en nuestra Provincia, su postura en defensa de la vida y la familia.” Dicha proclama manifiestan claramente que están en contra de toda propuesta que atente contra tales derechos.

El Derecho a la vida es parte de unos de los derechos innatos y universales que el hombre que por naturaleza adquiere desde el momento mismo de la concepción.

Mariano Rolla dijo: “desde el vientre de la madre el niño o niña, es titular de estos derechos que son inalienables, y que pertenecen indisolublemente a la propia esencia del hombre como creación. Éste derecho humano fundamental es un atributo inseparable de la persona humana y parte integrante de nuestro bloque constitucional. Por todo esto nosotros hoy no venimos con palabras que luego se las puede llevar el viento. Sino que hemos venido a comprometernos verdaderamente, mediante escrito firmado, en defensa de la vida de los niños y niñas por nacer que no pueden ejercer tales derechos, aunque los poseen desde el momento mismo de la concepción. Los candidatos del PRO dejamos en claro que no estamos de acuerdo con aquellos sectores que quieren ampliar la legalización parcial prevista en el Art. 86 del Código Penal de nuestros País. Nosotros queremos ser la voz de la persona por nace”.

Cabe destacar que por alguna equivocidad en el lenguaje de los Tratados, Convenciones y diferentes Declaraciones internacionales; Argentina ha dejado constancia, en forma de “reserva” en relación al comienzo de la existencia de la persona humana. Las mismas, son integrativas a nuestra constitución, dentro del denominado “bloque constitucional. Que justamente en base a tales RESERVAS; debe entenderse desde la concepción.

Un ejemplo de ello son las reservas respecto de las promociones de las conferencias del Cairo de 1994 y de Beijing de 1995, en el sentido de que el concepto de salud reproductiva no debe incluir al aborto como método de la regulación de la natalidad.

Por lo que, la aprobación del aborto implicaría que debemos desdecirnos de tales reservas. Y esto, es una grave falencia a los compromisos internacionales asumidos, y un debilitamiento de la juridicidad de todo el orden jurídico nacional. En pocas palabras, sería poco seria la actitud de Argentina en el concierto internacional.