Neuquén

Evalúan desarrollo comercial del chivito criollo del norte neuquino

Se realizó una reunión en Chos Malal de la que participó el gerente general del Centro PyME-Adeneu, Facundo López Raggi. Se plantearon perspectivas a futuro y acciones a desarrollar a nivel operativo.
martes, 17 de enero de 2012 · 00:00

El ministerio de Desarrollo Territorial informó que autoridades del Centro para la Pequeña y Mediana Empresa-Agencia de Desarrollo Económico (Centro PyME-Adeneu) participaron ayer lunes de una reunión de trabajo en Chos Malal, en la que se analizaron distintos temas vinculados al desarrollo comercial del chivito criollo del Norte neuquino con denominación de origen.

Además del gerente general del Centro PyME, Facundo López Raggi, en el encuentro estuvieron presentes integrantes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Chivito Criollo del Norte Neuquino y operadores comerciales de este producto.

“Se hizo una puesta en común de lo que fue el lanzamiento comercial del chivito con denominación de origen en diciembre pasado, planteando perspectivas a futuro y acciones a desarrollar a nivel operativo. Consideramos muy positivo que el producto ya esté en el mercado”, explicó López Raggi.

Otro de los temas abordados fue la pronta instalación en la localidad de una de las dos maquinarias para el procesamiento de fibra de origen animal que fueron compradas por el gobierno provincial en Canadá, con fondos de Fiduciaria Neuquina.

Las máquinas, denominadas Mini Mills, serán ubicadas en Zapala y Chos Malal y permitirán agregar valor a la producción de lana, cashmere y mohair, mejorando sustancialmente las características de su comercialización. López Raggi comentó que “se avanzó en un esquema organizativo del proyecto. En este tema estamos trabajando en conjunto con el municipio de Chos Malal y la Corporación para el Desarrollo de la Cuenca del Curí Leuvú (Cordecc)”.

Por último, se plantearon cuestiones vinculadas a la venta de los denominados “chivos de refugo”. Se trata de los animales que al finalizar su vida útil como reproductores morían en los campos o eran utilizados por los productores para el autoconsumo, y que desde hace dos años -a través de una operatoria del Centro PyME-Adeneu- son exportados a terceros países para su consumo.

Hasta el momento, el ganado caprino de refugo es comercializado en pie y se faena en frigoríficos de Mendoza y La Pampa. “Lo ideal sería contar con el matadero en condiciones de ser habilitado por Senasa para poder faenar en Chos Malal. Esto permitiría aumentar la actividad en la localidad, ya que se sumarían unos 10 mil animales más a la faena, que actualmente ronda los 35 mil”, destacó López Raggi.

Otras Noticias