Neuquén

San Martín de los Andes, libre de bolsas plásticas

Desde el martes, quedó prohibida la entrega, por parte de los locales comerciales, de las bolsas “camiseta” de nylon. Solo las carnicerías, pollerías y verdulerías podrán seguir entregándolas a los clientes.
jueves, 14 de junio de 2012 · 00:00
Entró en vigencia la ordenanza que determina que ningún supermercado de San Martín de los Andes puede entregar bolsas de polietileno a sus clientes. Es que comenzó la tercera y última etapa del programa de Reducción de utilización de bolsas plásticas, establecido por la ordenanza 8543/09 y reglamentada en la resolución del ejecutivo municipal 1356/10.

Como quedó plasmada en la norma mencionada se establece que la implementación se realizará de manera gradual, durante un plazo no mayor a dos años a partir del dictado de la Reglamentación, período durante el cual se permitirá a los establecimientos comerciales que durante el primer año, la entrega de un máximo de tres bolsas plásticas por cliente y durante el segundo año, la entrega de solo una bolsa plástica por cliente.

Asimismo la norma general en su artículo 6º exceptúa aquellos casos en los que la mercadería a contener y/o transportar consista en alimentos húmedos elaborados o preelaborados, o que por cuestiones de salubridad y seguridad su empaque no pueda ser reemplazado (…) así como la venta de bolsas de polietileno destinadas a contener residuos domiciliarios.

Esto es que comercios como carnicerías, pollerías, verdulerías o similares podrán expender su mercadería en estas bolsas de este tipo.

Si bien la ordenanza no estipula medios alternativos de transporte de mercaderías, cada comercio deberá usar su ingenio para brindarle el servicio que cree que sus clientes merecen. Como todos hemos podido ver y utilizar, en los supermercados se utilizan las cajas y en algunos casos las bolsas de papel reciclable.

Entre los objetivos presentes en la ordenanza del programa de reducción de bolsas se incluye crear conciencia en los ciudadanos respecto de la problemática de los materiales no biodegradables, internalizar actitudes ambientalmente responsables, estimular un cambio de hábitos en comerciantes y clientes, generar fuentes de trabajo local, proteger al medio ambiente y mejorar la calidad de vida.

Otras Noticias