Neuquén

Un auto, tras chocar, terminó en la vereda

Solo hubo un herido que fue trasladado al Castron Rendón. Pudo causar una tragedia. Se investigan las razones de lo sucedido.
jueves, 21 de junio de 2012 · 00:00
En la tarde de ayer, dos autos protagonizaron un violento choque y uno de ellos terminó a escasos metros de la puerta de una conocida rotisería del Bajo neuquino. Pese al fuerte golpe sólo uno de los conductores debió ser trasladado al hospital Castro Rendón.
 
Se informó que personal especializado de la Dirección Tránsito investigan las causas del incidente ya que la esquina donde se registró el hecho cuenta con semáforos.

El suceso tuvo lugar en la esquina de Sarmiento y Láinez, cerca de las 19 horas y los protagonistas fueron un Peugeot 307 y un Citroën Picasso, según informaron fuentes policiales. El primero de ellos circulaba por calle Láinez hacia el Norte, mientras que el otro vehículo lo hacía por Sarmiento en dirección al Oeste.

Aunque todavía no se conocen los motivos, al llegar a la esquina chocaron. Producto del violento choque el Picasso terminó arriba de la vereda a un metro de la puerta de ingreso de un conocido local de comidas.

Por fortuna, ninguna de las personas que allí se encontraban esperando fuera del local resultó herida. Un hombre que caminaba por el lugar comentó que debió correrse rápidamente, ya que si no lo hacía hubiese sido embestido. Se supo que dos testigos aseguraron que uno de los conductores pasó el semáforo en rojo aunque no fue informado cuál de ellos habría sido.

El único herido que hubo en la colisión fue el hombre que conducía el Picasso, quien fue trasladado al Castro Rendón.

Otras Noticias