Neuquén

El hospital Castro Rendón, pionero patagónico en cirugías de cardiopatías

El centro de salud funciona como cabecera de la región patagónica para realizar este tipo de operaciones infantiles, como parte de un programa nacional, terminando con las listas de espera y disminuyendo la mortalidad.
lunes, 04 de junio de 2012 · 00:00
Las intervenciones se programan una vez por mes con la participación de un equipo de especialistas del Hospital de Niños de La Plata, quienes además capacitan a profesionales locales.

El director del Hospital Neuquén, Adrián Lammel, informó a Télam que "el gobierno nacional detectó en 2004 una mortalidad infantil alta en algunos puntos como la prematurez, el bajo peso al nacer y las malformaciones congénitas en general".

"Las malformaciones cardiovasculares que a veces son incompatibles con la vida son difíciles de tratar, pero en la mayoría sí se puede operarlas y tratarlas, y esto disminuye la mortalidad infantil", destacó.

El médico explicó que "había una inequidad entre aquellos que tenían obra social y los que no. Los primeros accedían oportunamente al tratamiento pero los que no contaban con esa posibilidad tenían demoras y los afectaba en su calidad de vida".

Según las estadísticas, "antes de la puesta en marcha de este programa nacional quedaba un remanente por año de más de mil chicos en lista de espera. Hoy no hay lista de espera".

María del Carmen Tovar, jefa del Servicio Materno-Infantil del Hospital, señaló que "en muchos casos se debe esperar a que el chico crezca o se debe practicar una operación paliativa para luego realizar otra intervención para concluir el problema".

"En situaciones de alta complejidad es necesario derivar al paciente", dijo.

La médica contó que en 2007 comenzaron a trabajar en este tema y lograron la colaboración de un equipo de especialistas del Hospital de Niños de La Plata para hacer cirugías.

"En el año 2011 se obtuvo la acreditación de Nación de mediana y baja complejidad para practicar estas operaciones, lo que ha permitido cubrir la demanda de pacientes no solo de Neuquén sino también de Río Negro, La Pampa, Chubut y Santa Cruz".

El jefe de Cardiopatía Infantil del Hospital, Juan Carlos Reeves dijo que "los especialistas vienen con el objetivo de que acá se forme un centro de atención. No solo vienen a operar sino que quieren dejar una estructura armada para que el día de mañana no tengan que venir".

"El informe realizado en 2004 daba que con la lista de espera eran más los chicos que morían antes de operarse que después y tenía que ver con la falta de centros de atención. Por eso surgió el Programa Nacional con la idea de regionalizar".

El director del Hospital, Adrian Lammel destacó que "con esta metodología se deja capacidad instalada a profesionales de acá".

"Otro aspecto es evitar el desarraigo por el traslado del paciente y su familia a otro lugar y también los costos, porque para el cirujano que está allá es lo mismo, pero para nosotros como hospital y como provincia no lo es porque se evita afrontar el traslado, los días de estadía de la familia y genera un vínculo muy fuerte con los médicos de acá", explicó.

Precisó que "el Hospital Neuquén sigue siendo un hospital de punta. No pierde la complejidad y es un centro referente para la provincia y la región".

"Creemos que con esto se beneficia también a las familias que tienen obra social porque el hospital tiene recupero y las familias se quedan acá para la atención del chico", remarcó Lammel.



Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias