Pereyra visitó a trabajadores de Cerámica Neuquén

Los felicitó “por la garra que le ponen” tras 4 meses de conflicto.
miércoles, 06 de agosto de 2014 · 00:00
Neuquén.- El senador nacional por el MPN, Guillermo Pereyra, visitó ayer las instalaciones de Cerámica Neuquén, donde tomó contacto con los trabajadores y se interiorizó sobre el conflicto que llevan adelante desde hace cuatro meses, tras el llamado a concurso de acreedores por parte de la dirección de la empresa, momento en que dejaron de percibir sus salarios.

Ese conflicto motivó que los trabajadores se pusieran al frente de la producción para poder cobrar parte de sus salarios. “Quiero felicitar a los compañeros trabajadores por la garra que ponen, porque en una empresa que está concursada, prácticamente abandonada por su dueño, ellos se han puesto al frente de la producción con mucho sacrificio”, expresó el senador y titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa.

Tras solidarizarse con el reclamo de los trabajadores que luchan por mantener su fuente laboral, Pereyra manifestó su compromiso para realizar acciones tendientes a unir las partes en conflicto y apuntar a una solución sostenida en el tiempo que permita a los trabajadores volver a cobrar sus salarios.

“Aquí hay que volver a poner la fábrica en valor, para que pueda volver a producir, que los compañeros puedan volver a cobrar sus salarios y se les reconozcan los salarios que han perdido”, dijo el senador, quien hizo hincapié en legitimar la actividad de la fábrica, donde hay trabajadores con más de 30 años de servicio.

“Es imposible que esos trabajadores puedan perder esa condición y esperar todo el proceso de quiebra y remate para recién ahí poder cobrar algo”, remarcó Pereyra.

Luego de recorrer las instalaciones, el senador comenzó a realizar gestiones para acercar las partes intervinientes en el proceso de quiebra de la empresa para que los trabajadores obtengan una respuesta definitiva a sus reclamos de estabilidad y reconocimiento laboral.

Pereyra remarcó que no hay ningún tipo de interés de parte del dueño de la empresa en querer salir del concurso, “esto va directamente a la quiebra –señaló-, por eso habrá que ver la opinión del síndico y de la jueza”.

“En este momento, que con el paradigma del no convencional hay tanto empuje sobre la  industria de la construcción, no puede ser que tengamos una fábrica de estas características paralizada”, opinó Pereyra, quien vislumbró que la salida al conflicto, en este contexto, depende de la llegada de un inversor que pueda comprar el proceso de quiebra y poner nuevamente la fábrica a trabajar. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias