Nene perdió un ojo tras el ataque de un compañerito

Fue en el Jardín 28 del barrio Provincias Unidas de Neuquén. Su amiguito le pinchó el ojo con un lápiz.
viernes, 16 de octubre de 2015 · 00:00
NEUQUÉN.- Una madre lanzó una grave denuncia contra los directivos del Jardín 28 del barrio Provincias Unidas de la ciudad: Un nene de cinco años perdió su ojo derecho luego de que un compañerito le pinchara el globo ocular cuando pintaban en el aula. La mujer va contra las autoridades, por hacer "oídos sordos" ante la situación que se daba en la salita Celeste, donde sostuvo que había un nene "problemático".
 
En diálogo con radio LU5, Sabrina Lencinas, mamá del nene lesionado, contó: "El 1º de agosto a las 11 de la mañana me llaman del jardín diciéndome que mi hijo tenía una lesión en el ojo. Me acerco y lo veo a mi hijo con el ojo sangrando. Después de 40 minutos llega la ambulancia y me derivan al Castro Rendón".
 
"Según me dijeron mi nene estaba en el Jardín como un día normal y en una actividad que estaban pintando los nenes, un compañerito le pincha el ojo con un lápiz y se lo enterró", agregó.  
 
La madre sostuvo que en el hospital regional la atendieron "excelentes médicos" y que esa misma noche operaron a su hijo Benjamín para salvarle "el ojo derecho como órgano vital". Sin embargo, semanas después de estar internado, el pequeño sufrió una complicación por la gravedad de la lesión en el globo ocular y debió ser trasladado de urgencia a Buenos Aires, donde lo intervinieron quirúrgicamente por segunda vez. 
 
"En esa primera operación, el 2 de septiembre, el pronóstico era alentador y había una posibilidad de no perder la visión, aunque nada garantizado", relató Sabrina, quien contó que el 6 de octubre tuvieron que volver a Capital Federal para una segunda intervención. "Ahí me confirman que no hay estructura de ojo y que Benjamín no tenía posibilidad de recuperar la vista", dijo con tristeza la mamá.
 
Lencinas agradeció a los médicos que la atendieron en los dos hospitales, tanto en Neuquén como en Buenos Aires y a su obra social, de Sejun. En cambio, exige justicia para con las autoridades del Jardín 28, porque "yo ya había planteado esta situación de que mi nene era agredido, lo molestaban y golpeaban repetidamente. Hasta lo he hablado con la seño, cuatro meses sin escucharme y pasó esta desgracia".
 
Ahora, Benjamín está en su casa con una maestra que le puso el Concejo de Educación, detalló Lencimas y agregó que su hijo es "un nene muy alegre y divertido, que es lo que nos anima a nosotros a buscar justicia". (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias