Rompió el silencio la madre del chico quemado en el club de remo

La agresión fue parte del rito de iniciación al ingresar al club de remo Santafesino.
jueves, 19 de noviembre de 2015 · 00:00
NEUQUÉN.- Rompió el silencio la madre del adolescente de 14 años quemado en la cola con un atizador al rojo vivo por sus profesores de remo, en el club Santafesino de Neuquén.

"Queremos justicia con justicia, no con violencia, porque a nuestro hijo no le va a hacer bien saber que hubo venganza", dijo la mujer en un diálogo con lmneuquen.com.ar
 
A principios de este 2015, el adolescente había pasado de natación a remo en el Santafesino y estaba entusiasmo con el grupo. Y la noche del 30 de octubre fue a un asado en el que estaban su profesor Damián Rodríguez, Juan Gabriel Rodríguez (hermano del profesor) y Cristian Jadul, además de seis compañeros.
 
14 años tiene el chico, que comenzó a remar en el club a principios de este año.Esa noche, en una práctica violenta y descontrolada, Juan Gabriel calentó un atizador en las brasas y le quemó los glúteos al menos en seis ocasiones, mientras Damián y Cristian lo sostenían.
 
"Cuando lo fui a buscar, estaba con cara rara. Le pregunté si le había pasado algo y me dijo que no.
Recién después le contó a mi otro hijo de 16 años, que le dijo que tenía que contarnos a nosotros. Mi hijo se bancó todo el sábado haciéndose curaciones con el botiquín que tenemos en casa", recordó la mujer.
 
Encima recibía cargadas permanentes por Whatsapp."Todavía mi hijo no se puede explicar por qué hubo tanta violencia y crueldad", expresó la madre.
 
"Nos contó que no había alcohol en la reunión, cosa que uno podría pensar que fue el disparador de este horror. Estamos hablando de varias personas desequilibradas, porque ninguno intentó frenarlos".
 
En la charla, el papá mostró tres fotos de las aberrantes lesiones que le provocaron a su hijo. "Para que veas si esto es un relato salvaje o no", disparó el hombre. El chico presenta severas quemaduras en las que se observan con claridad las repetidas marcas del atizador.
 
Además expresó que tanto ella como su marido no tienen nada que ver con el ultraje que recibió posteriormente el profesor y que no están de acuerdo con la justicia por mano propia. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias