Admitió 10 años después un crimen y recibió la condena por Skype

El acusado siguió el juicio por Skype desde Río Grande, donde reside. Los detalles.
lunes, 14 de diciembre de 2015 · 00:00
NEUQUÉN.- En el marco de un juicio abreviado, Facundo Morales reconoció haber matado en Villa La Angostura (Neuquén) a Isolina Zumelzu de Cofré el 20 de junio de 2005. El acusado siguió el juicio por Skype desde Río Grande, donde reside hace varios años y se encuentra detenido con prisión preventiva. La justicia neuquina le impuso en los últimos días una pena de 5 años de prisión, que la defensa pidió que cumpla en esta provincia.

El juez Pablo Tomassi aceptó el acuerdo alcanzado entre la fiscalía y la defensa oficial y sólo resta que quede firme la sentencia. Morales tenía 17 años cuando cometió el crimen y nunca fue preso. Tampoco recibió el tratamiento ni la tutela del Estado que exige la ley.

La causa iba a prescribir el próximo 16 de enero y por la demora el juez reconoce en la sentencia que existía la posibilidad de que el Estado no impusiera una pena.

 La semana pasada el fiscal Adrián De Lillo y el defensor Ramiro Amaya viajaron a Cutral Co para realizar la audiencia, ya que el juez no quería que todas las partes intervinientes en el juicio participaran vía internet.

Es así como el acusado siguió el juicio por Skype desde Río Grande, donde se encuentra detenido con prisión preventiva. Inicialmente la imputación fue por "homicidio calificado", pero como el hecho fue cometido cuando el acusado era menor de edad, la escala penal que le correspondería es inferior.

 El fiscal lo imputó por "homicidio en ocasión de robo" y propuso una condena de cinco años de prisión efectiva, monto que fue aceptado por la defensa.

 
Ahora la defensa solicita que el imputado pueda cumplir la condena en una cárcel federal cercana a la ciudad de Río Grande, donde actualmente reside junto a su mujer y su hijo. De no poder concretarse la petición, Morales deberá cumplir la pena en una cárcel neuquina.

Isolina era la propietaria de una pensión ubicada a metros de la Avenida principal. Días antes del homicidio, había alquilado una habitación a Morales. Según la investigación, la mujer había discutido con el menor porque éste no le quería pagar la tarifa acordada y lo echó. Luego el joven entró y aparentemente la mujer lo descubrió robándole dinero. Comenzaron a discutir adentro de la pensión, hubo un forcejeo, el sujeto la golpeó, la tiró al suelo y la estranguló.

Según consigna la prensa local, la policía lo encontró horas después en la Terminal de Ómnibus antes de que se subiera a un colectivo con destino a Neuquén. Tenía dinero que no podía justificar de donde lo había sacado y una vecina lo había visto salir del lugar del hecho. Asimismo, ese día Isolina había comentado el problema que tenía con el sujeto.

 La hipótesis inicial también apuntaba a que el joven la habría violado. No obstante, durante el proceso judicial se pidió la nulidad de la prueba por cuestiones técnicas y formales, por lo tanto en la imputación no figura la violación.

 
El joven fue trasladado a Neuquén donde estuvo internado en un instituto mental durante unos tres meses aproximadamente, y después la causa quedó en un limbo judicial. El imputado fue declarado en rebeldía y reapareció a fines de 2013. En el 2014 la causa finalmente llegó a la fiscalía de Villa La Angostura y ahora se juzgó el crimen. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias