Condenaron a las "viudas negras" : Una no va presa

"Esperábamos mucho más", dijeron las hijas de la víctima.
sábado, 21 de marzo de 2015 · 00:00
NEUQUÉN.- En el marco del crimen del empleado municipal de Centenario Fernando Padilla, ayes dictaron penas de 11 años y 6 meses de prisión a las viudas negras, Pero la novedad es que una no irá presa: Es que está embarazada.

En tanto, la otra podría retornar hoy a prisión pero por un robo que cometió ayer en la madrugada, pocas horas antes de conocerse la sentencia.

Las viudas negras, Silvina Turra y Eugenia Bella fueron consideradas coautoras penalmente responsables por homicidio en ocasión de robo. Los hijos de la víctima se mostraron indignados por la cantidad de años de la condena, y denunciaron haber quedado “en medio de una guerra de egos entre fiscales y jueces”.

Cabe recordar que el crimen de Padilla es un caso emblemático en la implementación del nuevo Código Procesal Penal (CPP), ya que puso en escena sus beneficios pero también sus puntos débiles. El suceso fue diez días después de haber entrado en vigencia el CPP.

El crimen de Padilla fue el 24 de enero de 2014. el empleado municipal fue asesinado en su casa del barrio Sarmiento de Centenario . Las mujeres ingresaron a la vivienda con intención de robarle a la víctima y, cuando el hombre se resistió, lo golpearon y le asestaron ocho puñaladas. Finalmente, le robaron la moto y un celular.

Las viudas negras permanecieron prófugas un mes y la Fiscalía logró llevar a juicio por jurado el crimen por el delito de homicidio en ocasión de robo. El jurado popular las declaró culpables en diciembre pasado, y el 10 marzo el Tribunal de Impugnación liberó a Bella por entender que se había vencido el año de detención sin pena, según establece el CPP. En medio de un escándalo judicial y político, el mismo Tribunal extendió la resolución a Turra, que recuperó la libertad el miércoles.

Ayer se condenó a  las viudas negras a 11 años y 6 meses de prisión por homicidio en ocasión de robo.
La pena no fue más elevada porque se consideraron atenuantes la falta de antecedentes, el hecho de que ambas son madres y viven en una situación de cuasi marginalidad, la escasa edad e instrucción de las jóvenes y el embarazo de Bella.

En tanto, entre los agravantes se contempló la naturaleza violenta del robo, el grado de indefensión de la víctima y la extensión del daño, ya que Padilla era padre de cuatro hijos y abuelo de ocho nietos. (Redacción especial Minuto Neuquén)


Otras Noticias