El Calbuco dejó a Neuquén con poca visibilidad y desolada

No hay clases. La mayoría de las rutas están intransitables. La gente no sale de sus casas de no ser necesario
viernes, 24 de abril de 2015 · 00:00
Neuquén .- La visibilidad reducida es una constante en casi todo el territorio neuquino y rionegrino. Una gran nube de ceniza cubre la región del alto valle. En la capital, solo se divisa a 300 metros de distancia, producto de la erupción del volcán del Calbuco.Esta consecuencia de la caída de ceniza de la erupción del volcán Calbuco provocó que fueran varias las rutas nacionales y provinciales que ayer se encontraban en condición de intransitables.
 
Las autoridades de distintos municipios decidieron, junto con Vialidad Provincial y organismos de Defensa Civil y Bomberos, la paralización del tránsito de todo tipo de vehículos en la región.
 
Si bien el volcán continúa con actividad eruptiva, disminuyó en intensidad y solo emite ceniza, con una pluma de 1 kilómetro. Sin embargo, no hay salida de lava, según explicó en LU5 Juan Cayupi Yañez, vulcanólogo de la Oficina Nacional de Emergencias Ministerio del Interior de Chile.
 
Para prevenir, el gobierno de Neuquén dispuso la anulación del dictado de clases en toda la provincia en todos sus niveles; mientras que en Río Negro la medida abarca las ciudades de Cipolletti, General Roca, Fernández Oro, Cinco Saltos, Allen, El Manso, Villa Regina, Huergo, Chichinales y General E. Godoy.
 
Alejandro Nicola, ministro de Energía y Servicios Públicos de Neuquén, en declaraciones a LU5, detalló que "la idea es prevenir la afectación de las vías respiratorias y la vista, especialmente evitar que los niños se expongan".
 
Las actividades también están suspendidas en el Tribunal Superior de Justicia y en la Universidad Nacional del Comahue pero, no hay asueto para la administración pública. El aeropuerto Presidente Perón se encuentra inoperable hasta las 22.
 
El Comité de Emergencia, del que participó el gobernador Jorge Sapag por teleconferencia, determinó que la nube volcánica afectó a 150.000 kilometros cuadrados de territorio neuquino. Por este motivo, buena parte de las rutas quedaron intransitables. Las autoridades, que le pidieron a la gente literalmente guardarse en sus viviendas, recomendaron no circular por la escasa visibilidad. La ciudad capital está desolada y hoy se analiza si se postergarán las elecciones por este fenómeno. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias