Se aprobó la ley de bonos en medio de gritos y protesta

Un reclamo acalorado del gremio legislativo estuvo a punto de impedir la sesión.
jueves, 25 de junio de 2015 · 00:00
NEUQUÉN.- La sesión de ayer en la Legislatura de Neuquén, tuvo poco de normal es que una protesta del gremio legislativo ANEL irrumpió violentamente el tratamiento. Eso no impidió que los diputados provinciales aprobaran ayer en general el proyecto de ley de emisión de los Títulos de Cancelación de Deuda Pública (Ticade) por 350 millones de dólares que había enviado el Ejecutivo provincial.

Sancionar esta nueva emisión de bonos era urgente ya que de ello dependía la posibilidad de que el Gobierno, además de refinanciar pasivos, fije una fecha de pago de los aguinaldos.

Pero el gremio ANEL, que nuclea a los empleados de la cámara, irrumpió con reclamo a los gritos y con bombos adentro del recinto. Su protesta tenía que ver con el tratamiento de un proyecto en adhesión a la normativa nacional que los excluye del pago del impuesto a las ganancias. La ley de bonos se pautó para tratarse en otra sesión (especial) convocada para las 20 y allí el gremio se volvió manifestar dentro del recinto y en el hall de la Legislatura, con la intención de impedir la labor de los diputados.

Debido a la violenta situación, se hicieron presentes en el lugar el ministro de Seguridad de la provincia, Gabriel Gastaminza, y el jefe de los fiscales, José Gerez, quienes se reunieron con la presidenta de la Cámara, Ana Pechen, y el titular del gremio ANEL, Juan Benítez, para intentar destrabar el conflicto. Pasadas las 21, los diputados decidieron bajar al recinto, pese a que la protesta de los empleados se mantenía. Fue así que se inició la sesión en medio de gritos, bombos y reproches de los trabajadores.

Los legisladores debieron prestarse un micrófono para hablar, ya que el sonido había sido cortado. La votación, con 25 diputados presentes, arrojó 22 por la positiva y tres por la negativa (Amalia Jara y Elena Jara Sandoval del PJ y Raúl Podestá del Frente Grande).

Las condiciones de trabajo para los legisladores fueron pésimas: La Legislatura neuquina sesionó ayer sin luz, entre gritos y bombos, debido al reclamo de los empleados de la casa nucleados en ANEL, pero por fortuna Sapag respira porque se aprobó la ley de bonos y eso le da oxígeno a las arcas financieras complicadas de la provincia. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias