Pereyra: "Exigimos remediación del daño ambiental causado en la provincia”

El dirigente habló de toda la situación del sector petrolero a nivel provincial y nacional.
lunes, 13 de julio de 2015 · 00:00
Neuquén.- El sindicato de Petroleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa desistió de ser co-demandante en un juicio millonario que se impulsa contra empresas petroleras por el pasivo ambiental en Neuquén. También preocupa la actualidad laboral en las empresas y el precio del crudo a nivel internacional.

Su titular, el senador nacional Guillermo Pereyra, afirmó que “lo que exigimos es una remediación del daño ambiental que se ha hecho en la provincia, y no una indemnización en dinero”, y agregó que “Los abogados de Assupa lo que buscan no es la remediación, sino cobrar esa demanda en pesos, o en dólares, y nosotros no estamos de acuerdo”. 

Pereyra, explicó que la organización que representa desistió de ser co-demantante de la Asociación de Superficiarios de la Patagonia (Assupa) en una causa millonaria que la entidad impulsa contra empresas petroleras por el pasivo ambiental en el territorio neuquino. “Nosotros lo que exigimos es una remediación del daño ambiental que se ha hecho en la provincia y no una indemnización en dinero”, indicó el legislador.

“Esto viene de la vieja YPF, la estatal, desde hace muchísimos años -explicó en una entrevista con una radio local- y nos preocupa porque es el pasivo ambiental que tenemos, en el mismo lugar donde desarrollan su trabajo ahora nuestros compañeros”, señaló.

Agregó que desde el Sindicato “creemos que debemos fijar un plazo de 30 años aproximadamente para realizar las tareas de remediación: sabemos que es caro, que no es fácil, pero con un escalonamiento a 30 años entendemos que se puede hacer una remediación realmente seria” destacó.

Pereyra dijo que es cierto que en principio, y a pedido de Assupa, el Sindicato apoyó la demanda contra las empresas YPF, Pan American Energy, Total y Petrobras, “pero después nos dimos cuenta de que los abogados de Assupa lo que buscaban justamente no era la remediación, sino cobrar esa demanda en pesos, o en dólares”. “Nosotros no estamos de acuerdo porque así la remediación no se va a hacer nunca. No es el objetivo nuestro el dinero, sino la remediación del suelo contaminado”, remarcó.

En cuanto a la actualidad laboral en las empresas petroleras que operan en la región, el dirigente neuquino expresó que “la situación está muy delicada”, debido a los despidos y bajas relacionados con la caída del precio del crudo en el mundo, que ocasiona “un marco completamente desfavorable para todas las partes” al momento de discutir paritarias.

“Están bajando los equipos y no se reponen, primero decían que era para poner equipos automáticos, así que bajan cuatro o cinco equipos y llega un equipo automático. Esto trae como consecuencia compañeros parados, tenemos despidos, la empresa Estrella despidió a toda la gente de un equipo y no quiso acatar en principio la conciliación obligatoria, lo que demuestra que se quieren ir”, explicó.

Además expresó que, entre otras empresas, hubo despidos en Sinopec, Schlumberger, Halliburton, Weatherford, que sumaron “236 compañeros, con una amenaza de 180 despidos más, así que estamos entre conciliación y prolongación de conciliación. Estamos buscando la forma de poder llegar a un acuerdo para que los despidos de estos compañeros queden sin efecto”.

Pero confió en que se llegará finalmente a un acuerdo, “estuve hablando con los presidentes de estas empresas y empezamos a buscar el camino de solución, estamos haciendo un esquema y lo vamos a continuar esta semana”, finalizó Pereyra.

En cuanto a las perspectivas a futuro de la industria teniendo en cuenta el plano internacional, el senador Pereyra analizó que no hay indicios de que vaya a mejorar el precio del crudo debido a la superproducción que se registra en los yacimientos más importantes del mundo. “Hay un excedente de producción de 1,5 millones de barriles diarios, y puede ser más si el gobierno de Irán llega a un acuerdo con el grupo de paises de los 5+1, de que le levanten el embargo con el compromiso de no producir uranio enriquecido con fines bélicos”, señaló. 

Esto “aumentaría la oferta a 1,5 millón más, mientras que Estados Unidos dejó de ser un importador neto de petróleo durante tantos años y ahora no está importando, todo lo contrario”. Respecto del gas, señaló que el mismo país “hoy no está importando y está adecuando sus plantas compresoras en búsqueda de otros mercados del mundo, exportando a México, por lo que el precio de 14 dólares el millón de BTU ahora está a 2 dólares. Evidentemente esta producción que ellos le llaman el exquisito y que nosotros llamamos no convencional, es lo que ha hecho venir el precio abajo”, concluyó. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias