Un pitbull y un dogo atacaron brutalmente a una atleta . Así quedó

SU nombre es Susana Morales. Tiene graves lesiones. 'Pensé que me mataban', aseguró.
lunes, 13 de junio de 2016 · 00:00
NEUQUÉN.- Neuquén fue el escenario de un nuevo ataque protagonizado por perros: Esta vez un dogo y un pitbull, y la víctima fue Susana Morales, reconocida atleta de la ciudad.
 
Alllegar a la sala de primeros auxilios la sangre le salía a borbotones de las heridas que tenía en los brazos y las piernas. Al notar que con curaciones el tema no se solucionaba y que debían asistirla con cirugías, la derivaron al hospital Castro Rendón.
 
Todo sucedió cuando estaba entrenando el viernes en horas de la mañana en proximidades de la Ciudad Deportiva. Hacía frío, pero las ganas de ponerse a punto para competir en la categoría de 55 años en los Juegos de Vancouver, Canadá, hacían que las bajas temperaturas no fueran un obstáculo en su carrera.
 
La atleta venía con un trote sostenido cuando vio los dos enormes perros y decidió parar. Ya estaba acostumbrada a vivir situaciones parecidas durante las largas sesiones de entrenamiento que siempre hacía en distintos espacios públicos de la ciudad.
 
Pensando que dejando de correr sacaría el foco de su atención, lo hizo, pero lamentablemente  el dogo se abalanzó sobre su cuerpo con tanta fuerza que la tiró al suelo. El pitbull, que estaba a pocos metros, se sumó al ataque.
 
 "Los perros estaban enfurecidos. Parecían endiablados. Yo pensé que me moría y le pedí a Dios que me ayudara. Lo único que quería era que me soltaran". "No me hicieron más daño porque, como hacía frío, tenía mucho abrigo encima. Igual los dientes atravesaron la ropa y me lastimaron. Podría haber sido peor"."

Susana toda ensangrentada, pidió a los gritos ayuda. Quienes pasaban por ahí vieron con espanto el ataque, pero era tanta la furia de los animales que no se animaron a meterse para salvarla y quedaron paralizados, como esperando un desenlace fatal o un milagro casi imposible.
 
La dueña de los perros salió a la calle al escuchar los alaridos y comenzó a llamar al marido para que la ayudara a retirar al pitbull y al dogo. Después de forcejeos, órdenes a gritos y hasta golpes, logró que la soltaran.
 
Susana se incorporó como pudo y, sin saber las heridas que tenía en el cuerpo, se fue caminando hasta su casa. Fueron dos kilómetros interminables de dolor y llanto hasta que encontró la ayuda de su familia. De allí la llevaron a la sala de primeros auxilios que, en cuestión de minutos, quedó inundada de sangre.
 
Ya en el hospital, después de comprobar que milagrosamente no tenía huesos rotos ni tendones cortados, comenzaron a suturarle las heridas a la atleta. Fueron 30 puntos en cada brazo y curas en otras partes del cuerpo.
 
Al día siguiente, Susana concurrió con su hija al lugar para mostrarle dónde había sufrido la embestida. Con sorpresa, la mujer comprobó que el dogo y el pitbull se encontraban sueltos en la calle de nuevo. Increíble, no?. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Mirá como quedó Susana:

Resultado de imagen para Feroz ataque de dos perros a una reconocida atleta
 

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias