Mató a su mujer, debe purgar 23 años de cárcel y ahora...

Fue hace 6 años. Quiere volver a ver a sus hijos. Ahora los chicos tienen 12 y 9 años.
jueves, 23 de junio de 2016 · 00:00
NEUQUÉN.-Hace 6 años, Héctor Cortez (34) asesinó brutalmente a su mujer, Micaela Recchini (25, entonces) en la localidad neuquina de Rincón de los Sauces. Fue condenado a 23 años en prisión, pero ahora quiere volver a ver a sus dos hijos que ya tienen 12 y 9 años.
 
Ahora Cortez presentó en los últimos meses dos escritos en los Tribunales de Neuquén capital exigiendo la posibilidad de retomar el contacto con sus hijos, los que al momento del homicidio tenía 6 y 3 años.
 
El 14 de marzo de 2010, Cortez mató a mazazos a su esposa al regreso de un baile al que ambos asistieron pero por separado. Los hechos fueron presenciados en su totalidad por una vecina del barrio donde vivían. Según el relato, Cortez y Recchini se encontraron en la puerta de entrada de la casa e iniciaron una violenta discusión.
 
El joven intentó atacarla en cuanto la vio, mientras que ella se defendió desesperadamente con golpes de puño y hasta con una piedra. Entonces su agresor se dirigió a un pequeño taller ubicado en el fondo de su hogar para buscar una masa. A su regreso, tiró a su esposa al suelo y la golpeó con la herramienta hasta quebrarle el cráneo provocando la perdida de masa encefálica. Los gritos desesperados de su vecina -le habría dicho: ¡loco, no le pegués más, ya la mataste!- no calmaron la furia del empleado petrolero quien, una vez terminada su cruel tarea, se levantó y pateo el cadáver. También tuvo tiempo de amenazar a la testigo.
 
Durante el juicio, Cortez declaró que no recordaba nada del hecho y que el verdadero asesino “estaba suelto”. Sobre Cortez ya pesaba una orden de restricción por haber agredido en varias oportunidades a su mujer.
 
Hoy los chicos viven con su abuela Sandra Ferreyra y asisten normalmente a colegios de Rincón de los Sauces. A partir de la muerte de la madre, ellos y sus familiares, recibieron tratamiento psicológico para ayudarlos a superar el trágico duelo.
 
Cortez presentó dos escritos en los cuales manifiesta su voluntad de reencontrarse con sus hijos. Pero el abogado de la familia Recchini y Ferreyra, José Luis Miranda, rechazó esa posibilidad por el “grave daño psicológico que esto podría provocarles”, le indicó el abogado a Clarín. “El insiste en verlos pero podría ser muy perjudicial para los chicos. Uno de ellos no lo recuerda y la chica mayor ni quiera usa su apellido. Lo lleva pero no firma con él, para eso utiliza el de la madre. Nuestro próximo paso es lograr que se cambién el Cortez por Recchini”, explicó.
 
La semana pasada, Cortez y su abogado defensor oficial solicitaron en el Juzgado de Familia de Rincón de los Sauces una audiencia para resolver el pedido, pero el defensor del condenado finalmente no se presentó. “No vamos aceptar la petición de Cortez de quien podemos inferir, con el solo hecho de haber asesinado a su esposa, que podría resultar una persona peligrosa para sus hijos”, confirmó Miranda en nombre de los abuelos. (Redacción especial Minuto Neuquén)

La familia antes del femicidio. El culpable, (Cortéz) en la foto.
 

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias