Ofrece sus bienes para poder ver a su hijo internado

Quiere visitarlo todos los días en Neuquén. Es de Fernández Oro.
sábado, 30 de diciembre de 2017 · 00:00
NEUQUÉN.- Al publicar en venta sus electrodomésticos y muebles para poder seguir viajando a visitar a su hijo, internado en el Policlínico Neuquén, una mamá de Fernández Oro movilizó a miles de usuarios de las redes sociales.  Martín Alejandro Ferreyra tiene 21 años y sufrió un accidente de tránsito que le provocó múltiples fracturas en todo el cuerpo, además de una perforación de pulmón.

Su estado fue crítico en un principio y aún debe permanecer en reposo por tiempo indeterminado en el hospital de la ciudad vecina y recuperar fuerzas para ser operado.

El lunes 18 de diciembre alrededor de las 16, el joven iba a bordo de su moto cuando, sorpresivamente, impactó contra un auto sobre las calles neuquinas Vicente Chrestia y Carlos H. Rodríguez. Tuvo una contusión cerebral, fractura de fémur en la pierna derecha, en la muñeca izquierda y en algunas vértebras de la columna, así como también una perforación en los pulmones.

Martín está internado desde hace 10 días, pero afortunadamente cuenta con el cariño y la contención de su familia, que no se apartó de su lado en ningún momento. Sin embargo, viajar a diario para estar con él no es nada económico y la plata con la que contaban, se terminó en un abrir y cerrar de ojos. Por esta razón, Nivia Rioseco, su madre de 44 años, decidió vender diferentes bienes de valor de su propio hogar para solventar los gastos rutinarios.

“Mi hijo sufrió un accidente muy grave, pasó días en terapia intensiva y ahora está esperando operaciones. Es por eso que necesito dinero para cubrir los gastos que surgen día a día”, así comenzaba la publicación de Facebook que realizó en diferentes grupos y que, en cuestión de segundos, recibió una lluvia de comentarios de vecinos solidarios.

Un televisor 20 pulgadas, una mesa para poner la tele, una cocina eléctrica con dos hornallas y una mesa de madera rectangular para seis personas fueron algunos de los artículos que decidió ofrecer.

“Yo no estoy trabajando y tampoco puedo hacerlo porque mi deber es estar con él, por eso consideramos que era necesario vender las cosas para poder salir del paso y tener dinero para manejarme. Viajo en el colectivo desde Oro hasta el Policlínico y ya agoté todos mis recursos”, explicó Nivia en diálogo con LM Cipolletti.

“Tampoco sabemos cuánto tiempo va a estar internado porque depende del convenio de la obra social y las clínicas para que pueda pasar a cirugía”, precisó.

Los vecinos y su solidaridad

De todo lo publicado esta mamá todavía no pudo vender nada, y no porque la gente no quisiera comprar, sino porque la mayoría decidió colaborar económicamente con ella a través de una cuenta bancaria. Esta inesperada acción llenó de emoción y agradecimiento el corazón de Nivia, para quien no visitar a su hijo, aunque sea sólo por un día, no es una opción. (LMNeuquén)


Otras Noticias