Especial Minuto Neuquén

Las dos caras de Sapag

Sobre la denuncia contra el ex gobernador neuquino y algunas consideraciones relacionadas.
viernes, 16 de febrero de 2018 · 16:49

EDITORIAL.- El escándalo estalló. Y esa persona que en Neuquén fue considerada por muchos como el verdadero iniciador de la etapa del desarrollo  de los hidrocarburos no convencionales, hoy es el que está en la mira nacional por esa misma razón. Cinco millones de dólares  que se habrían obtenido nada más ni nada menos que de la negociación de los contratos de concesión de los yacimientos neuquinos son el gran enigma de esta acusación.  

El diario El País de España destapó la olla: Jorge Sapag, gobernador de la provincia de Neuquén primero en 2007 y luego reelegido hasta el año 2015, quiso ingresar esa suma a Andorra y depositarla allí a través de dos sociedades creadas en el paraíso fiscal de Belice. La entidad Banca Privada d'Andorra (BPA), analizó la petición en agosto de 2008 y la rechazó por considerar a Sapag Persona Políticamente Expuesta (PEP) que no podía justificar el origen del dinero.

 

Mirá también: La razón por la que el Banco de Andorra rechazó los 5 millones de Sapag

Sapag y sus dos caras

Uno de los aspectos a destacar del ex gobernador Sapag es que tuvo la habilidad de poner en primera plana el enorme valor de Vaca Muerta Fue quien empezó a rodar por el mundo para promocionar el tesoro en bruto que albergaba la provincia. Cabe destacar que las posibilidades de desarrollo del mega yacimiento se consolidaron a mediados de 2011, en pleno auge de su segundo gobierno y en paralelo con los resultados de un estudio publicado por el Departamento de Energía de USA, que reveló que Argentina ocupaba el tercer lugar en todo el mundo en lo que respecta a la disponibilidad de recursos no convencionales técnicamente recuperables, y que más del 52% de ellos estaban en Neuquén.

Es así como el potencial energético neuquino empezó a resonar en cada una de las muchas giras que Sapag supo emprender para impulsar el desarrollo neuquino, junto con un equipo de colaboradores entre los que se destacaba Guillermo Coco, ministro de energía y co-equiper del mandatario en el diseño de la plataforma de política energética que exigía ese tiempo. Junto a Coco decidían todo.

Pero hoy, Sapag, este mismo personaje tan trascendente, que supo acumular poder y formar un verdadero círculo de confianza, figura en todos los diarios por la tan recurrente denuncia de plata mal habida a través  de sobornos. ¿Se trata una nueva persecución política? ¿Qué oscuro interés puede haber detrás de semejante escarnio?. Además ¿por qué la noticia sale a la luz ahora y no antes?….  

Algunas cuestiones parecen evidentes y otras quedan para la pura interpretación subjetiva. Una de las razones más claras es que Andorra terminó con el secreto bancario el año pasado. Hasta entonces, fue uno de los tantos refugios globales para el dinero de infinidad de corporaciones y personas. Cabe destacar que el BPA fue intervenido en 2015 por sospechas de blanqueo de capitales.

Otra de ellas tiene que ver con la “afinidad” que Sapag supo cosechar con la familia Kirchner, sobre todo en las primeras épocas del matrimonio político en el poder.  Pero conforme a la realidad fáctica, los tiempos de hegemonía K, son tema del pasado. Y el pasado no tiene buena prensa: A veces es pisado y hasta muchas veces, pisoteado. Llamativamente, según consignó TN, la institución financiera catalogó el expediente como "Coimas del petróleo de los Kirchner. Rechazada". Es aquí donde la interpretación de cada lector interviene.  

 

“Blanco de difamaciones”

En clara consonancia con los argumentos esbozados por cada uno de los funcionarios sobre los que recayó una acusación similar, Sapag se autodefinió como “blanco de difamaciones”.

 "Niego terminantemente que haya abierto o intentado abrir una cuenta bancaria, ni en la Banca Privada D’Andorra, ni en ninguna otra entidad bancaria fuera de mi país en toda mi vida", subrayó Sapag en respuesta a la revelación del diario El País.

Mientras tanto, uno de sus detractores, Mariano Mansilla, diputado del Frente Neuquino, salió rápidamente a pedir que se abra al respecto una profunda investigación. “El principio de inocencia le cabe a todos, pero me cuesta creer que haya una conspiración internacional que involucre a uno de los diarios más serios de Europa, la Banca d’Andorra y el Banco Central de España en contra de Sapag. Es un tema que exige urgente investigación”, sostuvo.

Pese a su rápida respuesta para ponerse a disposición de la Justicia, el ex gobernador se ve expuesto frente a dos caras de una misma realidad. En consecuencia, Jorge Sapag se enfrenta desde hoy al desafío de lograr lo que muchos no pudieron: Poder justificar fehacientemente su inocencia; ello implica nada más ni nada menos que conseguir demostrar el origen de los fondos.  

En forma paralela, nuestra Justicia, con resultados decadentes, se ve en la obligación de investigar tamaña acusación, en épocas en donde la transparencia se ha convertido en un slogan vacío de contenido.  

 

Especial Redacción Minuto Neuquén

Elizabeth Potenzoni

 

 

Mirá también: Tras el escándalo, habló Jorge Sapag

Otras Noticias