Especial Minuto Neuquén

Conmoción y crisis en el MPN en vísperas de las elecciones

De la denuncia contra Jorge Sapag y el impacto político que ello genera de cara a los nuevos comicios que se aproximan.
lunes, 19 de febrero de 2018 · 10:58

EDITORIALES.- Luego de conocerse la noticia que involucra al ex gobernador de Neuquén Jorge Augusto Sapag y a su colaborador y negociador Guillermo Coco en el presunto intento de abrir cuentas en Andorra por cinco millones de dólares, era esperable que las agrupaciones que se formaron recientemente para revitalizar al partido de cara a las próximas elecciones, se pronunciaran en torno al hecho denunciado por el diario español El País.

La 555 liderada por Luis Sapag y el nuevo MAPO en el que se enrolan antiguos dirigentes como Ana Pechén, Naldo Labrín. José Pino Ruso, Rodolfo Laffitte y Derlis Klosterman han guardado silencio hasta el momento.

Solo Ana Pechén manifestó tibiamente que el hecho era grave y que le parecía bien que el ex gobernador se pusiera a disposición de la justicia.

 

Nota relacionada: "La acusación contra Sapag es una operación mediática”

 

La gravedad de la denuncia significa un golpe muy difícil de soportar para un partido que ya aparecía debilitado desde el momento en que Jorge Augusto Sapag decidió por si solo quienes serían los integrantes de la fórmula para sucederlo en el gobierno.

Por ahora no parece comprenderse que esta crisis política ofrece, como toda crisis, una oportunidad, la de generar una nueva etapa en el MPN, dejando de lado el desgastado poder de Sapag y promoviendo una mayor democracia partidaria de la que surjan nuevas formas de encarar la política y  dirigentes libres de soberbia y del personalismo que anula las ideas y el dinamismo del equipo de gobierno. 

¿O será cierto que con la historia y el aparato basta para ganar y no conviene remover el avispero como piensan algunos?.

Lo cierto es que esta conmoción en el partido histórico neuquino, le viene como anillo al dedo a una oposición que busca desbancar definitivamente al MPN del poder.

Es que el descalabro del poder de Sapag se produce justo en momentos en que el gobernador Omar Gutiérrez amasa su reelección con el apoyo de muchos intendentes. Desde los sectores políticos antagónicos al oficialismo comentan que este escándalo amenaza seriamente la continuidad del oficialismo al frente de la provincia. 

Mirá además: Tras el escándalo, habló Jorge Sapag

El tiempo dirá si le alcanzan las fuerzas para superar este mal momento del partido donde no solo Sapag y Coco están sospechados de corrupción sino otros dirigentes como el senador Guillermo Pereyra y sus cercanos colaboradores. La justicia tiene que jugar su rol en estas circunstancias.

Mientras tanto en la oposición se preparan para sentarse a la mesa bien servida que le prepara el propio partido gobernante. 

 

Especial Minuto Neuquén

Comentarios

Otras Noticias