Se cumplen 11 años de la muerte Carlos Fuentealba. El video

Así fueron los hechos en el año 2007.
miércoles, 04 de abril de 2018 · 12:16

NEUQUÉN.- Este 4 de abril se cumplen once años del asesinato, en Arroyito, del maestro Carlos Fuentealba.  

Un grupo de profesores de Educación Física se propuso unir Arroyito con Neuquén para visibilizar el fusilamiento a Fuentealba mediante una bicicleteada. La primera parada de bicicletas es en Senillosa frente al monumento a San Martín y Ruta 22, la segunda parada en China Muerta, la tercera en Plottier en la rotonda frente a la EPET Nº 9, la cuarta frente a la escuela Nº 107 en Neuquén finalizando en el monumento a San Martín.

La Asociación de Trabajadores de la Educación neuquina (ATEN) sumará su pedido por “justicia completa” con una marcha. “Llegamos a otro 4 de abril sin justicia completa, y esto no es un eslogan. Justicia completa obliga a pensar que no se trató de un acto individual sin control del Estado. Arroyito fue un operativo planificado en el núcleo más íntimo del poder, supervisado y ejecutado con presencia de la cúpula de la Policía y representación del Ministerio de Seguridad”, afirmó Marcelo Guagliardo, titular de la ATEN.

El hecho. El 4 de abril de 2007, en el marco de una huelga del sindicato docente ATEN, perteneciente a la CTERA, se decidió hacer un corte de la ruta 22 a la altura de Arroyito, cerca del pueblo de Senillosa, como medida de protesta. 

Fuentealba no compartía la decisión de hacerla en ese lugar porque lo consideraba peligroso, pero accedió a la voluntad de la mayoría.​  Ese día la policía provincial recibió la orden del gobernador Jorge Sobisch de impedir que los manifestantes cortaran la ruta, para garantizar el libre tránsito en la misma.​ 

En forma previa a que se llevara a cabo el corte de ruta, los docentes fueron desalojados con balas de goma, gases lacrimógenos, bombas de pintura y un carro hidrante en dos ocasiones.  Muchos se refugiaron en una estación de servicio cercana (perteneciente al cuñado del gobernador, Fernando Ponte) y otros eran perseguidos por policías a pesar de haberse retirado de la ruta.  Tras una conversación entre dirigentes y policías en la estación de servicio, se detuvo el accionar policial y los docentes se retiraron en grupo, a pie y en autos, hacia la ciudad de Senillosa, escoltados por camionetas policiales.  ​ En forma posterior, las camionetas policiales se adelantaron a la caravana, encerrándola, y reanudaron el uso de la fuerza.  

Fuentealba se encontraba en el asiento trasero de un auto Fiat 147 patente ACM 169 que se retiraba del lugar, cuando un policía de nombre José Darío Poblete, integrante del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) de la ciudad próxima de Zapala, ​ y a través del vidrio,​ que se encontraba a unos 2 metros de distancia,  disparó una granada de gas lacrimógeno marca Towers.  El cartucho de gas lacrimógeno atravesó el vidrio del vehículo e impactó en la nuca de Fuentealba, causándole un hundimiento de cráneo.  ​ En el hospital provincial fue sometido a dos operaciones​ y finalmente murió al día siguiente.

Leer también: 

Se viene un nuevo gasoducto: Gran anuncio de Gutiérrez

Falleció el padre de Daniel Solano

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias