Alberto Fernández con los ojos puestos en Vaca Muerta y EE.UU.

El equipo que acompaña al sucesor de Macri enviará al Congreso un proyecto de ley para la regulación de la exploración y explotación de hidrocarburos.
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 11:28

Antes de asumir, el presidente electo Alberto Fernández afirmó como una de sus prioridades el área de energía. De entrada, el líder del Frente de Todos decidió acordar con las provincias petroleras la conformación de un equipo para que lo acompañen en la gestión energética, principalmente enfocado en Vaca Muerta, durante los próximos cuatro años.

El sucesor de Macri sabe que, a partir de la posibilidad de explotar recursos no convencionales en Vaca Muerta, el país que le tocará administrar junto al Kirchnerismo dispone de una nueva riqueza que le servirá, no sólo a reordenar su macroeconomía, sino también a cambiar su matriz productiva.

De allí la necesidad del peronista de alcanzar la mayor eficiencia en los distintos proyectos y lograr consensos básicos que permitan el desarrollo de las políticas oficiales en esta materia. En ese sentido, el equipo del compañero de Cristina enviará al Congreso un proyecto de ley para la regulación de la exploración y explotación de hidrocarburos en todo el país, pero principalmente de Vaca Muerta.

De hecho, uno de los economistas más cercanos a Fernández, Guillermo Nielsen, fue quien ratificó esta iniciativa sin dar muchos detalles, pero aseguró que el proyecto está siendo negociado con mandatarios de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos.

Incluso, desde el entorno del próximo Presidente indicaron que el diálogo con empresas norteamericanas en busca de inversiones en Vaca Muerta ya comenzó y estiman un margen de 28 mil y 30 mil millones de dólares en inversión para el periodo que durará el primer mandato de Alberto.

El interés del FdT sobre Estados Unidos en materia energética, se debe al uso que se puede dar en Vaca Muerta de su tecnología, tampoco dejan de lado la importancia del interés que demostró el Gigante Asiático cuando se reunió con Fernández para invertir en el yacimiento neuquino.