"Tiembla Cambiemos": La advertencia de Lucila Crexell

La senadora pone en duda su asunción y eso genera un escollo grande para los planes del actual oficialismo en el Congreso.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 12:55

NEUQUÉN.- Tuvo que intervenir hasta la Corte Suprema para dirimir las diferencias, pero Cambiemos en Neuquén no logra remontar la cohesión que parece haberse ido junto con el impactante deceso de Pechi Quiroga. Como sabemos, la gran triunfadora de todo fue Lucila Crexell, que vía recurso judicial, logró hacerse con la banca del intendente fallecido. Ella tendrá un nuevo mandato de 6 años en el Congreso, aunque ya no por el partido que la vio forjarse, el MPN... Pero, ¿asumirá o no?, ahí está la gran duda.

El ruido parece estar allí sobre todo para la UCR que hizo lo imposible para que fuera Pablo Cervi la figura que ocupara su lugar. No se dio lo que ellos tanto anhelaban, pero Crexell no quedó muy feliz en el seno del espacio político. Es que enojada por la embestida, ahora la neuquina lanzó una advertencia: Puso en duda el tema de sumarse al futuro interbloque opositor, pese a que resultó electa senadora por la lista de Cambiemos el pasado 27/10.

Fuertes rumores revelan que ella repite privadamente que no se trataron de "simples jugarretas" y que su enfado deriva de que el sector radical quebró "todos los pactos y códigos”, según consignó Clarín. Su bronca obedece a que desde la UCR buscaron impedir que se quedara con el primer lugar de la lista y trataron por todos los medios que Crexell vaya de dos en la boleta. Tras idas y vueltas, la Corte le dio a ella la razón. 

Habida cuenta de todo ello, es que ahora el actual oficialismo (que pasará a ser oposición el 10/12) tiene un problema: Y se trata de que pese a que logró elegir una senadora por Neuquén, no hay garantías de que la neuquina en cuestión se sume a su interbloque.

Por eso es que una nueva estrategia fue puesta en marcha: Lucila Crexell fue invitada a un coctel exclusivo, (al cual podrían asistir Macri y Pichetto), que tendrá lugar el jueves 27/11, jornada en que se producirá la jura de los nuevos senadores. La cita es para darle la bienvenida a los nuevos legisladores y también despedir a los que no pudieron renovar sus bancas. Encubiertamente, se trata de un maniobra para seducirla y que los titubeos queden en el olvido.

Juntos por el Cambio podría sumar un interbloque de 28 miembros, todo siempre y cuando se logre sumar a propios, a aliados y a Crexell. Pero otro problema es el salteño Juan Carlos Romero que parece querer mantenerse autónomo, con el interbloque Federal.

Y allí aparece el dilema: En el caso de que la UCR logre conservar la conducción del interbloque, dicen por ahí las malas lenguas, que a Crexell le resultaría más beneficioso el formato del interbloque Federal y evitarse quedar bajo la órbita de un radical que la comande. Veremos qué sucede, en pocos días todo quedará definido... (Redacción especial Minuto Neuquén)