Neuquén promueve una campaña para que los turistas se alejen de las zonas con roedores

Se trata de prevenir la propagación de enfermedades.
sábado, 23 de noviembre de 2019 · 16:10

La cartera de Salud de la provincia lleva adelante una campaña de concientización para que todas las personas puedan disfrutar de los atractivos turísticos, sin riesgo de contagio de enfermedades transmitidas por los roedores. Aclaran, además, que no se trata de una restricción, pero sí se imponen medidas de precaución.

Desde el año 1996, en que se registró el primer caso de enfermedad por hantavirus Andes Sur, la provincia del Neuquén es considerada zona endémica para la transmisión del virus ya que la zona cordillerana constituye el hábitat natural del reservorio, el roedor oligoryzomys longicaudatus o ratón colilargo.

Desde la primavera de 2018, comenzó la floración masiva de la caña colihue en el noroeste del Parque Nacional Nahuel Huapi, afectando particularmente la zona desde el Lago Villarino hasta Villa la Angostura. La floración, semillazón y muerte masiva de la caña, es un evento natural reproductivo que produce una extraordinaria oferta de alimento para las aves y los roedores, incluyendo el ratón colilargo.

Los lugares con restricción preventiva por las ratas son: Parques Nacionales, Balneario y áreas de acceso público del Lago Espejo, Senderos Última Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón – Panguinal, Lagunas desde 7 lagos, Camino Viejo desde Correntoso a Cruce 7 Lagos y balneario y áreas de acceso público del Lago Espejo.

Cabe recordar, que la transmisión de la enfermedad al humano generalmente ocurre por inhalación de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores silvestres infectados, contacto directo con excrementos o secreciones de ratones infectados con las mucosas conjuntival, nasal o bucal de la persona, o mordedura del roedor infectado, o cuando las personas se introducen en el hábitat del roedor, en zonas suburbanas y ambientes rurales durante el desarrollo de actividades laborales, recreativas, o en lugares cerrados como galpones o depósitos infestados por roedores.

Más de

Otras Noticias