"Libre de hantavirus": La aclaración de Villa La Angostura sobre la ratada

No hay casos de la enfermedad zoonótica en el lugar
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 09:57

VILLA LA ANGOSTURA.- ¡Sin hantavirus!. Como fue explicado varias veces, la floración masiva de la caña colihue y la abundancia de este alimento hace que cada ciertos períodos espacios de tiempo, los roedores se acerquen a zonas más públicas en busca de este "manjar" para ellos. Desde Villa La Angostura, hicieron varias aclaraciones al respecto de la ratada. Si bien aumentó la población de roedores, de manera considerable, es decir, hay ratada, ello no implica que eso se traduzca en casos de hantavirus.

La cantidad de estos animales está bajando considerablemente y debido al fuerte trabajo de prevención encarado desde este municipio y desde Bariloche, no hubo ningún caso de dicha enfermedad. 

Los expertos dicen que el fenómeno se acerca a la etapa llamada “crash poblacional”, que implica que frente a la carencia de alimento, los roedores comienzan a desplazarse y van en forma progresiva. Esto no es parejo en todos los lugares, pero la cantidad decrece en forma considerable.

Es decir que de los 800.000 roedores por hectárea vuelven a haber alrededor de 10. En ese sentido expresó que en la ratada no todos son ratones de tipo colilargos y del total de estos, sólo entre el 3 y 5% pueden aportar el hantavirus.

Al respecto, el médico veterinario Guillermo Mujica, de la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental (Uresa) aclaró que el promedio son de 3 a 5 casos en forma anual y detalló que en este 2019, "no hubo hantavirus. Si bien en Bariloche influyó la caída de ceniza del volcán cordón Caulle Puyehue, no ocurrió lo mismo en El Manso. Pero hubo un fuerte trabajo de prevención. Al año siguiente, hubo un par de casos aunque dentro de lo esperado”.

Pese a ello, fue admitido por Eduardo Herrero, coordinador de Salud Ambiental del Ministerio de Salud de Río Negro, que con la floración de la caña colihue en las 90.000 hectáreas al norte del parque Nahuel Huapi, “la posibilidad de contagio es mayor. En este momento, por ejemplo, tenemos en Bariloche 100 roedores por hectárea y 5 infectados; en la zona de la ratada hay 1.000 roedores por hectárea y 50 están infectados”.

-Entre las medidas de prevención, instalar barreras físicas en las viviendas y en los galpones ha dado resultado. Por ejemplo se destacan las colocaciones de chapas lisas que bloquean la posibilidad de que el roedor ingrese a una casa, galpón u obrador.

-Si no hay recursos, se pueden efectuar zanjas de 60 o 70 centímetros por 30 de ancho alrededor de las viviendas y colocar baldes con agua en los bordes. Como estos animales están muy obesos, pese a que saltan con facilidad las zanjas, en este caso se les dificulta por el exceso de alimento. 

-Otro "bloqueo" que se puede instalar es un nylon de invernadero que se a modo de muralla se instala y se entierra 10 centímetros. Se colocan baldes con agua. Al toparse con el nylon el roedor busca cómo entrar hasta que termina cayendo en el balde.

En tanto y para culminar, las recomendaciones emitidas desde Villa La Angostura para eludir contagios de hantavirus, son:  lavado de manos, no dejar comida a disposición de los roedores y extremar la higiene personal.

La limpieza debe efectuarse con barbijos, guantes y antiparras. Además, existe un protocolo para el manejo de animales muertos. (Redacción especial Minuto Neuquén)