Crecimiento: se observa un “boom inmobiliario” gracias a Vaca Muerta

La oleada llegó a Neuquén, donde se invirtieron U$S 400 millones.
domingo, 22 de diciembre de 2019 · 14:09

Vaca Muerta no sólo trae una gran cantidad de inversiones en la extracción de petróleo y gas, sino también es una enorme generadora de puestos de trabajo. Y a esos puestos de trabajo, se le suma un boom edilicio que ya llegó a Neuquén capital, donde, en la actualidad, hay más de 170 edificios en obras que totalizan más de USD 400 millones de fondos destinados a las propiedades.

Entre las localidades más desarrolladas en los últimos cinco años se encuentran Villa Añelo, la más próxima de la cuenca, a 120 kilómetros, San Patricio del Chañar, Plottier, Centenario, Cutral Có, Plaza Huincul y, ahora, la misma capital neuquina. Esta nueva oleada también llegó a Cipolletti y General Roca, en Río Negro.

Las compañías que trabajan en esta región ya superaron los $14 mil millones de inversión en obras civiles e ingeniería, durante 2018. Estos datos fueron reflejados en la declaración realizada este año de los fondos que informaron ante la provincia, por medio de la Ley provincial 3032, sobre el Régimen de Preferencia para la Adquisición de Bienes y Servicios de origen neuquino para la industria de los hidrocarburos y minería.

Justamente en la zona baja de la localidad más cercana a la cuenta, dado que en a zona alta de Villa Añelo está la explotación de hidrocarburos, se erigen los distintos complejos edilicios para satisfacer las necesidades habitacionales de los empleados de las compañías petroleras y de aquellas que trabajan con sus familias. De esta manera, se espera que, en un futuro cercano, se transforme en un lugar de residencia permanente.

Alejandro Schuff, director comercial de Soldati, una de las empresas que están apostando al desarrollo inmobiliario en la zona, consideró que “el housing es frecuente y muchas empresas prefieren acceder a unidades en el que tengan todo resuelto”. Por esto, los inversores proponen opciones con un buen retorno.

La expansión económica extraordinaria que tuvo la zona creó un espacio de vinculación empresarial que sirve para generar sinergia, complementación y asociatividad. Este Clúster Vaca Muerta agrupa a las empresas locales que ofrecen a la industria del petróleo y gas, los diversos servicios específicos de pozo, ingeniería y construcción; operación y mantenimiento; logística y transportes, entre otras opciones.

Y todavía falta: para Neuquén, gracias al desarrollo de Vaca Muerta, todavía hacen falta unas 60 mil soluciones habitacionales, sin tener en cuenta el incremento vegetativo de la población. Más de la mitad de esta demanda está en la capital, por lo que el desarrollo urbanístico se vuelca en la construcción de viviendas para mayor densidad, reemplazando las actuales que en promedio tienen 2000 metros cuadrados. Por estos días, en la capital neuquina, se encuentran más de 170 edificios en desarrollo de tres plantas en adelante, de los cuales un 80% se destinan a viviendas multifamiliares y unifamiliares.

Otras Noticias