"Despidos": Miércoles de negociación clave para petroleros de Neuquén

En diálogo con el gobierno nacional que asumirá el 10/12 buscan solucionar el conflicto con buena voluntad.
miércoles, 4 de diciembre de 2019 · 08:58

NEUQUÉN.- Buscan que los 600 telegramas por despidos sean suspendidos y es por ello que hoy petroleros de Neuquén con representación de su sindicato, enfrentan un día clave: Irán a la reunión de conciliación que el ministerio de Producción y Trabajo convocó. También concurrirá el sindicato de jeránrquicos, encabezado por Manuel Arévalo.

Como la tensión crecía en el sector, el llamado al diálogo actuó para los petroleros como un cierto placebo, en el marco de incertidumbre generado por las medidas económicas que mantienen en alerta a los trabajadores mientras las perforaciones descienden y suspenden funciones en las empresas del sector. La audiencia por los despidos será a las 14 horas en Buenos Aires con un gobierno que en unos días protagonizará el traspaso de mando.

“Por un lado, está el tema de los telegramas y la necesidad de preservar las fuentes de trabajo. Pero atado a esto, el hecho de querer conocer la próxima política energética. Queremos conocer cuáles son las soluciones que sen van a dar hacia adentro de la industria. Son 25.000 afiliados que trabajan en los campos petroleros”, expresó el comandante del gremio de los petroleros privados, Guillermo Pereyra.

El dirigente señaló que el trabajo para hallar acuerdos está concordado con el gobierno de Neuquén, siempre para defender el potencial de Vaca Muerta y la posibilidad real de generar divisas muy ricas para el futuro provincial y nacional. Desde hace meses tanto Jorge Sapag, ex gobernador, como el actual mandatario, Omar Gutiérrez, establecieron puentes con el Presidente electo, para que se le dé relevancia al megayacimiento con medidas que favorezcan su re-impulso.

En diálogo con medios colegas, Pereyra manifestó la voluntad de "ayudar al próximo gobierno”. Explicó que buscan primeramente evitar los despidos y manifestó, para terminar, que tres o cuatro meses van a ser necesarios, para fijar consensos y políticas que se traduzcan en la reanudación del ritmo en la industria y los niveles de actividad normal para los trabajadores petroleros. (Redacción especial Minuto Neuquén)