De cirujano a playero: La historia conmovedora de un venezolano en Neuquén

Se llama Henry Castro y ya comenzó sus trámites ante Migraciones el año pasado.
Por 
miércoles, 13 de febrero de 2019 · 11:03

NEUQUÉN.- En su Venezuela natal, Henry Castro era un hombre que  ejercía como médico cirujano y profesor especializado en anestesiología. Ahora vive en Neuquén y trabaja como playero.

Esa es su realidad como la de tantos otros venezolanos que realizaron trámites migratorios en Neuquén para conseguir radicarse en la provincia. Castro consiguió empleo en una estación del Parque Industrial.

Para  huir de la violencia y en busca de un mejor horizonte que el de la inflación tremenda, es que el hombre contó que  dejó su querida Venezuela. Eligió Neuquén porque su hija mayor logró, el año pasado, que la aceptaran en la Universidad Nacional del Comahue (UNC).

La realidad de los venezolanos en Neuquén. Ricardo Leszczyki, delegado de la oficina nacional de Migraciones, detalló que el 28% de los 2.523 trámites migratorios realizados en su delegación durante 2018 correspondió a ciudadanos de Venezuela. El listado se completa con un 24% de bolivianos, un 15% de paraguayos, un 11% de colombianos y un 10% de chilenos.

Además de encabezar por primera vez el ranking de inmigrantes en Neuquén, Leszczyki señaló que el 75% de los venezolanos que llegan a la región cuenta con educación universitaria o superior.

En su testimonio al diario rionegro.com.ar, Castro, relató: “Al principio me resistía. No fue nada fácil porque mi esposa y yo teníamos trabajo en Venezuela. Ella es ingeniero civil y tenía su trabajo yo además de mi cargo también daba clases de posgrado en la Universidad de Carabobo”.

Y explicó al respecto: “La inseguridad fue un problema porque hasta adentro de las aulas de la universidad asaltaban a mis hijos. Con la dolarización fue imposible seguir con los estudios de mis hijos en escuelas particulares”.

Castro indicó que buscó trabajo en Salud pero aún no encontró porque sus títulos están en trámite de reválida en el ministerio de Educación.

Y para cerrar, contó ahora es playero en una estación de servicio: “Quise postularme hasta en el área de Enfermería, pero aquí también están matriculados así es que me quité el chip de anestesiólogo y de cirujano. Lo que conseguí es lo que usted ve en este momento. Es un trabajo honrado y me permite solventar los gastos de mi familia”, finalizó dando un ejemplo de cómo en tiempos de crisis, hay que adaptarse, y lucharla. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias