¿Mafia? El negocio turbio paralelo que esconde Vaca Muerta

Los detalles de una trama secreta en la que se evidencia la falta de controles.
viernes, 12 de julio de 2019 · 15:08

NEUQUÉN.- Existe una trastienda oscura detrás de los robos que están ocurriendo con asiduidad en Vaca Muerta:  Es evidente que existe un negocio paralelo con los elementos sustraídos que, por su importante valor en el mercado, alimentan la reventa de elementos en el circuito ilegal.

Ejemplo de ello, fue el último delito conocido en esta importante industria hidrocarburífera:  El golpe concretado en el yacimiento de Pecon el pasado domingo 07/07, donde se han alzado con dos camiones pertenecientes a la firma.

 

Uno de los camiones robados fue recuperado

¿Existe una mafia organizada?, las sospechas están, ya que poco se sabe del delito cometido. Trascendió que eran varias las personas que ingresaron en el predio que, (por sus enormes dimensiones) es prácticamente imposible de controlar en su totalidad,  y que al menos una de ellas, portaba arma de fuego. Además, poseían la cara semicubierta o descubierta, cosa muy extraña en golpes de este tipo.

En este caso específico, cada camión sustraído tiene un valor aproximado de $3.000.000 (uno todavía no se halló) y de un $1.200.000 sería el precio promedio de  las motosoldadoras que estaban sobre los vehículos de gran porte.

 

Otra foto de cómo quedó el camión sustraído

Lo cierto es que en general, cada delito de los que las empresas petroleras son víctimas les puede costar entre 5.000 y 10.000 dólares, como mínimo. No se conoce oficialmente si se trata de bandas organizadas, lo que sí se sabe es que hay inteligencia previa y qué se mano de obra especializada en este tipo de delitos. 

El círculo se cierra cuando estas herramientas utilizadas en esta industria motorizada por Vaca Muerta son revendidas, tras ser adulteradas. Obviamente, su valor en el mercado clandestino es menor, pero a firmas pequeñas o proveedoras, que se desempeñan como contratistas de las grandes compañías del sector, les conviene el “negocio”, aunque sepan quizás que el origen sea turbio. Como antecedente imborrable de este tipo de sucesos, debemos remontarnos al año 2014, cuando fueron sustraídas válvulas por un valor tasado en ese momento, de 20 millones de pesos. Poco se esclareció de ese tema y muchas dudas se acrecientan desde ese momento.

Lo que cabe preguntarse es lo siguiente: ¿Existe una mafia organizada para incentivar el negocio turbio derivado de los robos en el mega-yacimiento?; ¿se investiga lo suficiente para desentrañar el origen de estos hechos?; ¿nuevamente estamos hablando de una Justicia que no hace honor a su palabra y mira para el costado?.

Depósitos en donde venden estos instrumentos

Ninguno de estos interrogantes tiene respuesta, pero lo que parece evidente es que el trabajo petrolero tiene proveedores muy específicos para sus insumos y en controlar e indagar estos depósitos de venta de instrumentos específicos, para la industria de Vaca Muerta, parece estar el meollo de un mercado negro con una expansión sin techo, de seguir reinando estas condiciones. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias