Elecciones municipales

El MPN "apuesta todo" a la polarización

Del panorama político y de sus fuerzas de cara al 22 de septiembre.
lunes, 22 de julio de 2019 · 13:43

NEUQUÈN.- El juego electoral es el favorito para el partido hegemónico histórico, porque se sabe mover como pez en el agua. El desafío en la ciudad es un verdadero reto con características de hazaña: Se apuestan todas las fichas y el desafío es "a matar o a morir" y esta vez se pretende liquidar (de una vez por todas) al fuerte oponente. Para ello, la estrategia se concentra en apuntalar el partido y enfocarse en la polarización con el rival.  No es casual, que para ello el Movimiento Popular Neuquino  haya logrado cosechar el aval de 15 listas colectoras, nada más ni nada menos...

Más atrás, lo sigue el  espacio que gobierna actualmente municipalmente, con Marcelo Bermúdez como principal candidato, pero con apoyos claramente menores: Cuatro listas espejo y dos colectoras. El 22 de septiembre, es la fecha clave de las elecciones y la campaña se largó teniendo en cuenta que terminaron ya los tiempos de sumar personajes y las especulaciones cruzadas. Es tiempo de acción.

Ello no minimiza el desempeño en las elecciones de fuerzas menores, que captan votos y son figuras integrantes del azar electoral: Como representante de la Democracia Cristiana, Jorge Sobisch, pisa fuerte. Porque es una figura polémica, pero con peso político y con poder de capturar votos de los desencantandos de ambas fuerzas.  También Marcelo Zúñiga, por el Frente de Todos, adquiere relevancia en este contexto, apuntando a sumar votos para el espacio de tinte K.

Pero pese a ello, está claro que la batalla será entre el MPN y un Cambiemos fluctuante, en el que poco queda del quiroguismo original. En este último, la formación de una lista, que lleva a Juan Monteiro como candidato a intendente, provocó un cimbronazo en el interior del partido que fue celebrado por el entorno emepenista. Si bien no hay ruptura, la indisimulable discordancia, sólo aporta una imagen de desunión e incertidumbre que nada positivo puede aportar. 

Por el otro lado, el apuntalamiento de los "pesos pesados" hacia el candidato Mariano Gaido es constante: Omar Gutiérrez y Guillermo Pereyra lo acompañan a todos los actos, reforzando esa imagen fuerte y de unión que se contrapone con las disidencias surgidas en el principal  espacio oponente.  El sábado fue un claro ejemplo de ello: Un acto en el complejo deportivo de AFUVEN, y luego en el Cine Teatro Español.

El MPN tiene una diferencia: En tiempos de campaña militan unidos, aunque durante otros momentos del año, las diferencias sean indisimulables. Actúan en bloque y eso les puede aportar la fortaleza que necesitan para lograr la victoria, siempre esquiva en la capital.  

Habida cuenta del escenario, la pregunta clara que se plantea es la siguiente. ¿Será suficiente esta poderosa movilización del aparato del MPN en clave proselitista y con referentes poderosos, fuertes colectoras y un candidato cauto, para inclinar la balanza y por fin conseguir el triunfo en la capital?, no se sabe, pero la cuenta regresiva comenzó: En un mes exacto conseguiremos la respuesta a este interrogante. (Por Elizabeth Potenzoni para Minuto Neuquén)