¿Botín político? Fuerte retrato de Pechi Quiroga sobre la situación de CALF

El funcionamiento de la Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén sigue bajo la lupa.
sábado, 6 de julio de 2019 · 10:31

Todas las miradas apuntaron contra la distribuidora eléctrica Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén (CALF) luego de que se escandalizara por el conflicto que la empresa mantiene con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Sin embargo, gracias a la gestión del intendente neuquino Horacio “Pechi” Quiroga se acordó un crédito con Nación para poner las cuentas al día, aunque esto implique un significativo porcentaje de aumento en las tarifas eléctricas.

Ahora bien, el funcionamiento de la cooperativa vuelve a quedar bajo la lupa del ojo crítico del propio jefe comunal, quien realizó un duro retrato sobre la situación por la que atraviesa la prestadora del servicio eléctrico de Neuquén. 

En ese sentido, el intendente neuquino efectuó públicamente una grave denuncia sobre los inconvenientes internos de administración en la entidad, al asegurar que los empleados que sobran en la administración pública de la Provincia terminan acomodados dentro de CALF.

"Por ahí el gobernador se molestó y lo mezcló con una cuestión electoral. Cuando le quedaban chicas las oficinas de la Provincia, mandaban al resto a CALF. No es un problema electoral, en todo caso es un problema que ellos pueden tener alguna incidencia, pero por una cuestión de estrategia partidaria, que han tenido, como no le entraban todos en la provincia, lo tuvieron que meter en CALF", disparó Quiroga.

Al referirse a los números rojos de la prestadora del servicio de energía, “Pechi” concluyó: "Evidentemente ha tenido un problema de administración interno. Vamos a partir de la base de que CALF no es acción social y no es una empresa del Estado. Es una cooperativa, cuyos propietarios son los vecinos de la ciudad de Neuquén que tienen un medidor”.

“Como consecuencia de esto se desatendió el pago que contemplaba dentro de la tarifa, el rubro correspondiente al pago de energía. Se le fue acumulando la deuda y tuvo un nuevo incremento del costo de la energía", añadió el funcionario.

Pero, las críticas no solo devinieron del jefe de la Municipalidad de Neuquén sino de la gente misma, al considerar que CALF es una especie de “botín político” por el que muchos están interesados teniendo en cuenta los importantes sueldos que allí se cobran. En sintonía con los dichos de Quiroga, los neuquinos consideraron que la cooperativa se volvió “una cueva de ñoquis”.

Otras Noticias