¿Está contaminado?: El Arroyo Durán, eje del escándalo entre el municipio y el EPAS

La municipalidad de Neuquén decidió infraccionar al ente debido al vertido clandestino de cloacas en el canal pluvial Leguizamón. El EPAS hizo su descargo.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 08:53

NEUQUÈN.-una multa desató el escándalo entre la Municipalidad de Neuquén y el EPAS. Es que desde la comuna se apunta contra el ente por un cambio de color del agua y un vertido constante de cloacas, en el canal pluvial Leguizamón, que generaría la contaminación de Arroyo Durán.  "Hemos notificado al EPAS que nos diga cuál es el origen", sostuvo la secretaria de Medio Ambiente, Silvia Gutiérrez.

Gutiérrez, detalló que la Defensoría del Pueblo mantiene un amparo ampliado por la contaminación del Durán que, debido a que la comuna es fiscalizada por Recursos Hídricos por el vertido en los ríos, ante situaciones de fluidos que puedan dañar al arroyo, se responsabiliza solidariamente al municipio.

La multa implica una intimación para que se cese con el vertido, se detalle el panorama y se revierta la contaminación. "Se hizo una infracción porque esto es grave, ya que va a un cuerpo receptor como el Durán que deriva en Limay, un tema que nos tiene preocupados", declaró.

Y explicó, en ese sentido: "Sabíamos que no era la municipalidad porque el Leguizamón es un pluvial, colecta el exceso de lluvias. La colectora cloacal del EPAS que atraviesa Lanin o tiene un by pass o una situación de vertido directo, permanente y constante de gran caudal al Leguizamón que es lo que buscamos revertir".

24 horas le dieron de tiempo y el EPAS enseguida salió al cruce. Esteban Rodríguez, gerente general del ente aclaró:“No existe ninguna instalación realizada por el EPAS que derive líquidos cloacales fuera de la colectora de manera intencional y oculta, como da a entender la subsecretaria de la Municipalidad al hablar de una instalación ‘clandestina’”, y agregó que "tampoco existen desbordes superficiales en ese lugar".

El canal y las conducciones de la colectora cloacal se cruzan en un punto de interferencia en calles Lanín y Leguizamón, siendo las cañerías municipales una obra posterior a la red de saneamiento. En ese sentido, Rodríguez detalló: “Es probable que el pluvial asentado sobre los caños de hormigón de la colectora pueda haberla dañado y, en ese caso, puede haber una filtración de líquidos cloacales”, expresó y añadió que “el mantenimiento del pluvial es responsabilidad del municipio. EPAS desconoce los detalles constructivos y no tiene acceso al mismo. Para evaluar la denuncia de la funcionaria necesitamos contar con esa información”. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias