"Sus últimas horas": Cómo fue el femicidio de Cielo López

Los detalles de cómo se desencadenaron los hechos.
jueves, 19 de septiembre de 2019 · 10:11

NEUQUÈN.- Pasado el mediodía de ayer  18/09, fue acusado formalmente Alfredo Escobar (28 años),  por el femicidio de Cielo López, acontecido en Plottier. Ahora se brindaron los pormenores del hecho con detalles escalofriantes. Fue el propio fiscal Agustín García, que reveló  la teoría judicial de cómo sucedieron los hechos. 

El jueves 12 a la tarde fue la última vez que vieron a la joven, en forma previa a asistir al CPEM Nro. 8  de dicha localidad. Cielo se retiró antes del colegio, se encontró con un amigo y luego cruzó varias llamadas con su presunto asesino. De acuerdo a lo que detalló el funcionario, una antena  logró detectar el celular del acusado el sábado a las 23 en el sector de Los Espigones en China Muerta, lugar donde luego fue hallado el cadáver de Cielo López

Luego la pasó a buscar para ir a la casa de él. El femicidio habría ocurrido en el taller mecánico del sujeto,  (ubicado en el fondo de la vivienda), ya que fue allí que se encontraron manchas de sangre lavadas, que fueron descubiertas con luminol. Luego Escobar la habría abusado íntimamente de la joven y más tarde,  le habría aplicado los golpes en su cabeza con un objeto contundente. Cielo se quiso resistir: Presentaba moretones en sus brazos, demostrando la fuerza que el agresor aplicó sobre ella.

Tras el  ultraje y las  fuertes lesiones aplicadas en la madrugada, la adolescente habría agonizando entre dos y 3 horas sin recibir  asistencia sanitaria. Luego de producirse su muerte, Escobar procedió con la mutilación. En cuanto al momento en que  arrojó el cuerpo de la joven,  se consideró que fue 40 horas después de haberla  asesinado.

Pruebas contundentes. Los elementos sobran para acusar  al supuesto femicida, por el que el fiscal García pidió 6 meses de prisión preventiva.  En declaraciones a la prensa, agregó: “El hecho es espantoso: un abuso, un homicidio brutal, una mutilación del cuerpo de la víctima para borrar rastros del delito para que no se encuentre y de ese modo tratar de lograr la impunidad”. 

“Prisión perpetua”, es la pena que podría caberle al sujeto que quedó acusado por abuso con acceso carnal y homicidio doblemente agravado, por criminis causa y femicidio, y la jueza Ana Malvido dio luz verde al pedido de preventiva del fiscal. (Redacción especial Minuto Neuquén)