"De 150 millones de años": Hallazgo sorprendente en Zapala

Encontraron un ejemplar de gran valor paleontológico.
viernes, 24 de enero de 2020 · 09:51

ZAPALA.- Un hallazgo sorprendente involucra a Zapala: Restos de un reptil marino de 150 millones de años que habitó ese lugar  fueron descubiertos por investigadores del CONICET que trabajan en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (FCNyM, UNLP). Estos expertos reportaron que encontraron el cráneo, huesos del oído interno y el miembro anterior derecho de un ejemplar de oftalmosaurio, derivado de los ictiosaurios que existieron como una variedad de reptiles que forman parte de lo que se considera "el paradigma de adaptación al medio marino de los tetrápodos, es decir los vertebrados terrestres con dos pares de extremidades", detallaron desde el CONICET.

La novedad sobre este hallazgo de estos restos de este reptil que vivió hace unos 150 millones de años cerca de lo que en la actualidad es la ciudad de Zapala, se publicó en la destacada revista Zoological Journal of the Linnean Society. Se informó que este animal obtiene su nombre de sus ojos extremadamente grandes. Tenía un grácil cuerpo delfinoide de 6 metros de largo, con mandíbulas casi desdentadas bien adaptadas para atrapar calamares.

Su larga historia evolutiva se remonta a inicios del Triásico (hace 250 millones de años), donde éstos fueron transformando completa y radicalmente su arquitectura ósea para poder moverse plenamente en el agua. Así, sus miembros se transformaron en aletas, su cola simple pasó a ser una herramienta propulsora muy útil para nadar, e incluso desarrollaron una aleta dorsal. Es decir, sin tener relación de parentesco, su cuerpo se transformó casi netamente en uno muy parecido al de un pez.

Al respecto, Lisandro Campos, primer autor del trabajo, especificó: “El cráneo del oftalmosaurio hallado mide alrededor de medio metro. Estimamos que este animal debe haber tenido unos 65 centímetros desde la zona occipital hasta la punta de la trompa, y un cuerpo de 2 a 3 metros de largo. Es un tamaño discreto si consideramos que su familia alcanzó dimensiones de 8 a 10 metros, y si adicionalmente pensamos que el grupo de los ictiosaurios fue el más grande de los reptiles marinos, alcanzando los 22 metros a finales del Triásico, hace 200 millones de años”.

Por medio de tomografías computadas y utilizando un software especial, los expertos pudieron analizar bien cómo era el funcionamiento del organismo, reconstruir y modelar los huesos uno por uno, cómo funcionaban y entender la morfología de las fosas nasales. ¡Aplausos por este nuevo hallazgo donde Zapala es protagonista!. (Redacción especial Minuto Neuquén)
 

Otras Noticias