¡Atención!: La nueva modalidad de robos que asoma en Neuquén

Se multiplican las denuncias por esta nueva forma de delito. Se da en automóviles.
jueves, 9 de enero de 2020 · 13:31

NEUQUÉN.- Los ladrones de autos encontraron una nueva manera de poder concretar sus delitos: En Neuquén durante 2018, se utilizaron marcadamente inhibidores de alarmas para concretar robos de rodados en la provincia y a fines de 2019 efectivos de la policía neuquina lograron capturar a una banda dedicada a la comercialización de estos dispositivos.

La ola de robos bajo esta metodología suma casos y en los primeros días de este año, vecinos de la ciudad denunciaron estos ílicitos contra sus autos. Antes de ayer  (0/01) se detectó el último caso, de un robo sucedido en Ignacio Rivas y Planas (Neuquén), cuando un hombre dejó su auto estacionado y cuando volvió pudo notar que no estaban dos mochilas que había dejado en el baúl.

En redes sociales, la víctima no sólo hizo una cruzada para recuperar sus documentos y objetos personales, sino también inició una especie de campaña para comunicar y prevenir a la población sobre estos nuevos casos de robos

La forma en que funcionan estos dispositivos. Los inhibidores de alarmas bloquean la señal de los comandos de cierre a distancia y evitan que quien es propietario de un vehículo active la alarma al dejarlo estacionado. Como se acciona en simultáneo con el cierre centralizado, si el usuario no se detiene a escuchar el sonido de la alarma (o la tiene programada para que no suene), se va convencido de que el coche está cerrado y no es así.

En nuestro país, la venta de estos dispositivos está prohibida y solamente pueden ser usados por las fuerzas de seguridad y por las  firmas que realicen el pedido de un permiso especial, con un fin específico que lo contemple.

Para evitar estos robos, la policía de Neuquén recomendó guardar mayor atención a la hora de estacionar,  observar bien el entorno y distinguir si hay gente  merodeando. Tras activar el cierre centralizado comprobar que quede bloqueado con la manija de la puerta del rodado.

Generalmente los maleantes aguardan dentro de otros autos ya que usan inhibidores de frecuencias onda corta, por lo que el delincuente debe estar cerca de la víctima para que el mecanismo pueda accionarse y luego concretar el delito planeado. ¡A tener cuidado con esta metodología nueva delictiva que asoma en Neuquén!. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias