Flor María y Luis: la historia de amor y dolor que conmueve a los zapalinos

Madre e hijo fallecieron, con pocas horas de diferencia, a causa del coronavirus
domingo, 8 de noviembre de 2020 · 16:54

Luego de unos meses de relativa tranquilidad, la pandemia del coronavirus arribó a Zapala para transmitir el virus a miles de ciudadanos, pero también para causar un gran dolor a familias que han perdido a seres queridos en esta instancia tan difícil para toda la humanidad.

Seguramente, cada caso que ocurre en Zapala tiene una historia de vida para reflejar, pero en esta ocasión nos detenemos en la desgarradora situación que están transitando los integrantes de la familia Salazar, quienes por diferencia de unas horas perdieron a dos seres queridos, madre e hijo, a causa del devastador coronavirus.

Cabe mencionar, para ir armando la historia reciente, que Gabriel Salazar, integrante de la Policía de la Provincia de Neuquén en Zapala fue el primero de la familia en contagiarse; el cuadro clínico se complicó con el correr de los días, por lo que debió ser internado en el hospital local.

Su hermano, Luis, trabajador del EPEN en Zapala, reconocido vecino del Barrio 582 Viviendas por su apodo “Pajarito”, también contrajo el virus. Teniendo en cuenta que su estado de salud comenzó a desmejorarse, también fue internado en el nosocomio.

A posterior, Flor María, madre de Gabriel y Luis, fue derivada al hospital para afrontar la difícil pelea contra el coronavirus. Ella y sus hijos requirieron de respiradores ante el cuadro médico que se complicaba día tras día. Las cadenas de oraciones se multiplicaron minuto a minuto en Zapala rogando por la recuperación de la familia Salazar.

Con el correr de los días, Gabriel, gracias al trabajo de los profesionales de salud, pudo vencer al coronavirus, dejando el Hospital el 20 de octubre para continuar con la recuperación en su domicilio de la localidad. La recuperación va a ser muy lenta, con el apoyo familiar y personal especializado. En tanto, Luisito perdió la desigual batalla el viernes 23 de octubre a las 8.30 y horas después lo hizo su madre, Flor María.

Desde Minuto Neuquén contactamos, días después del lamentable desenlace, a Analía Salazar, quien perdió a su hermano y a su madre a causa del coronavirus, para conocer un poco más de la historia que reflejamos de Luis y Flor María.

“Luis era muy querido por todos, solidario, tranquilo, buena persona, no le hacía mal a nadie. Por su trabajo en el EPEN viajaba permanentemente al interior, estaba terminando con mucho esfuerzo su casita y por eso se había ido a  vivir con mis padres”.

“Desde el mismo momento que nació, el 19 de noviembre de 1969, Luis se aferró a la vida, porque nació prematuro, sietemesino, pesando solamente 900 g, era gemelo con Sandro Ariel, quien falleció en el parto, mi madre tenía solamente 19 años”.

“Luis siguió viviendo, con todas las complicaciones del caso, tal es así que mamá le daba la leche con un goterito, y era tan chiquito con 900 g, que lo acostaba en una cajita de zapatos, fue un verdadero milagro, más aún que la tecnología y la medicina en aquellos años no eran las mismas que hoy”.

“Papá también tuvo el virus, y gracias a Dios lo pudo superar, pero necesita de nuestro apoyo y contención para atravesar esta triste instancia, al perder a Luis y a mamá”.

Finalmente, Analía, la menor de seis hermanos, nos comenta que estas fiestas que se aproximan serán muy tristes para la familia y que corresponde agradecer a todos los vecinos de Zapala que ayudaron y colaboraron permanentemente desde el primer minuto en este difícil trance.

Otras Noticias