"Pensé que...": revelador testimonio de una paciente curada de Las Lajas

En primera persona, nos relata su vivencia que la transformó para siempre. Excelente testimonio.
viernes, 17 de abril de 2020 · 09:12

LAS LAJAS.-Esta paciente curada de Las Lajas decidió hablar sobre su experiencia y su testimonio resulta conmovedor. Ella pensaba que nunca le iba a tocar y sin embargo el coronavirus llegó a su organismo, en parte, por sus propios medios. Es la paciente recuperada más joven de Neuquén, se llama María Hernández y tiene, tan sólo, 18 años.

Un verdadero sincericidio es su relato ya que se reconoce "irresponsable" en el hecho de haber recibido una visita cuando ya la cuarentena estaba declarada y compartir mate. Cabe recordar que Las Lajas es la ciudad de Neuquén a que ocupa el tercer lugar en cantidad de casos de coronavirus.

Ese momento del mate revive en su cabeza, el origen de todas las consecuencias que luego aparecieron. La persona que compartió con ella ese momento no sabía que estaba contagiado y era contacto estrecho de un caso positivo. En el momento en que a María le dio positivo el resultado del laboratorio, recién ahí él conoció que era portador.

La joven curada de 18 años, sólo estaba atormentada por el temor de contagiar a sus padres y a su hijo de 2 años, pero luego que le practicaron los hisopados y les dieron negativo, ella respiró con alivio. "Pensé que nunca me tocaría a mí y que el virus iba a llegar tan lejos y a Las Lajas", dice textualmente. Lo cierto es que pasó y vivió para contarlo.

La mujer curada, conmovida por la situación, reconoció que contagiarse de coronavirus implicó para ella una lección, no sólo para adquirir responsabilidad para con los demás, sino con la salud propia. Allí empezaron los recaudos y el distanciamiento, para evitar contagiar a sus familiares. Se lavaba las manos a cada rato y no compartía elementos del hogar con la familia. Lo positivo es que se sintió acompañada: reconoce la gran dedicación que los enfermeros y médicos de Las Lajas tuvieron para con ella. Pero reconoce que lo más negativo de transitar el coronavirus, fue no poder darle un abrazo a su hijo. "Es lo peor que le puede pasar a una madre", expresó.

Lo cierto es que María se curó y le queda mucho por delante en Las Lajas, donde había arrancado el cuarto año de la secundaria y hacía además, el curso de asistente farmacéutica. Quiere ser enfermera y nada se lo va a impedir. Cuando el martes se enteró que estaba curada, el festejo fue rotundo y la alegría en su hogar de Las Lajas fue inmensa. El anuncio fue realizado nada más ni nada menos que por el propio gobernador. 

"Lo que viví me cambió me hizo ser más responsable tomar conciencia y hacer caso a los consejos de los médicos", reconoce. De esta manera, María, la recuperada más joven de la pandemia, admite que aprendió la lección y va a dedicar su vida al servicio de los demás. ¡Aplausos!. (Redacción especial Minuto Neuquén)

Otras Noticias