Humedales del río Limay: nuevamente intimidan al municipio de Neuquén

Tras la denuncia realizada por los vecinos de Neuquén, el juez quiere conocer la condición de los humedales costeros en el río Limay.
domingo, 31 de octubre de 2021 · 11:14

El juzgado civil número 3 de Neuquén solicitó al municipio de la provincia presentar la documentación ambiental relacionada a los humedales en Valentina sur rural, por las obras costeras en la zona de la península Hiroki.

Dicha solicitud se realizó de acuerdo con la denuncia presentada por los vecinos de Neuquén, quienes revelaron una tala masiva de sauces y otras especies en la zona del paseo Confluencia. Allí, hay humedales cercanos a Paimún y los del Limay, que se ubican próximos a los barrios privados de Valentina sur rural en la provincia.

Para la defensoría, las prácticas que llevó a cabo el municipio o autorizó implicaron la alteración del suelo y riesgo ambiental.

Hasta el momento, las obras costeras quedaron frenadas en la zona de la península Hiroki, ya que es un territorio con protección ambiental y a futuro se prevé realizar senderos y miradores sobre el río Limay, en el trayecto de confluencia con el río Neuquén. El pedido de documentación de impacto en los humedales al municipio lo realizó el juez Gustavo Belli.

Vecinos aseguraron que se talaron alrededor de 500 árboles.

 

La documentación no es suficiente

Desde el municipio de Neuquén presentaron una gran cantidad de expedientes vinculados a las obras realizadas en la zona del río Limay y los permisos ambientales presentados por las empresas vinculadas. Sin embargo, para el juez la situación de los humedales no termina de resolverse.

La Zagala, la Peregrina y humedales del Gatica son los que el representante de la Defensoría, Ricardo Riva, asegura que se rellenan con residuos, sin el pertinente cuidado del ambiente.

En este sentido, el magistrado nuevamente pidió el detalle de las prácticas de rellenos de terrenos, lagunas y humedales con residuos en las zonas de Valentina sur y Altos del Limay, y solicitó los expedientes administrativos con estudio de impacto ambiental y las observaciones del área de Ambiente.

El juez Belli resolvió que continue la protección ambiental en la zona de la península y emplazó a la comuna de volver a colocar los carteles que indican el ingreso al área protegida, ya que ante la falta de documentación, la cartelería permite delimitar hasta dónde las máquinas pueden continuar con sus tareas en el sector costero.

Otras Noticias