Neuquén Capital

Grave hecho en una obra en construcción de Neuquén Capital

Todos los detalles de este episodio que causó tensión en pleno casco céntrico de Neuquén Capital.
miércoles, 10 de noviembre de 2021 · 12:39

El viento causó estragos en toda la provincia y Neuquén Capital no fue la excepción: ello quedó evidenciado en las obras que se encuentran en el casco céntrico de la ciudad.

Las ráfagas en Neuquén Capital habían comenzado hace 60 minutos y causaron trastornos en el área donde está el edificio de Natania 64.

Trascendió que el pasado lunes, sobre la calle Carlos H. Rodríguez de la localidad cabecera, a un residente se le vino encima del automóvil un ladrillo y, de casualidad, no impactó sobre su hija. El protagonista del episodio, de nombre César, comentó que el lugar estaba lleno de gente ya que eran cerca de las 19:15 horas y es hora pico en esa zona de Neuquén Capital

En declaraciones a LM Neuquén, el damnificado dijo que la suerte actuó en favor de ellos, ya que podría haber sido mucho peor.  "De pronto cayó ladrillo hueco al medio de la calle y el otro pedazo cayó en la luneta de mi auto. Fue un estruendo terrible y la gente miraba para arriba, intentando esquivar lo que caía", relató César, sobre lo sucedido en esta zona de Neuquén Capital.

El hombre consideró: "No pueden pasar estas cosas. Y pido que esto sea un llamado a la gente que tiene que controlar. Necesito que se pongan las pilas", dijo en referencia al riesgo que supone la falta de controles más exhaustivos.

El auto quedó marcado en uno de sus cristales, el trozo era hueco y tenía una medida de "18 centímetros por 5 centímetros".

 

Cómo fue el hecho

César relató que justo estaba bajando del coche a su nena para llevarla a Inglés, que aparcó su auto en la plaza Roca y justo tocó el timbre para ser atendido. Luego vio que empezaron a asomarse los trabajadores de la obra en construcción que está en esas arterias. Y comentó: "Me acerqué a uno de ellos y le pregunté qué era lo que pasaba. Pero también estaba asustado y me mostró que, en la última hilera de ladrillos, se veía un diente, que significa que el ladrillo se rompió".

También relató que, además del ladrillo que se precipitó, se vino abajo una chapa sobre la línea de media tensión y generó un gran corte de suministro en el área centro oeste y en el centro de la ciudad cabecera. Ante la alerta de posibles nuevas tormentas, los habitantes del área reclaman que se refuercen los controles en las edificaciones de Neuquén Capital.

Otras Noticias