Neuquén

Marcos Koopmann firmó un importante acuerdo con la fundación Pensar

El vicegobernador, Marcos Koopmann, entregó 11 millones de pesos para que Barriletes en Bandada tenga su propia sede.
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 14:47

El vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopmann, realizó la firma de un convenio que otorga el aporte económico para finalizar la construcción de la sede propia de la fundación Pensar, que tiene como fin asistir y dar contención a 179 chicos y chicas a través de su centro “Barriletes en Bandada”.

El exdirector del banco de la provincia, Marcos Koopmann firmó el acuerdo con la presidente de la fundación Pensar, Marta Basile, donde se establece que la Legislatura se compromete a cubrir los gastos de la mano de obra para la construcción del tramo final del edificio propio de la institución. Se estima que el gasto sea de más de 11 millones de pesos.

La fundación ayuda a los niños y niñas a construir vínculos sanos, fortalecer núcleos familiares y desarrollar su capacidad lúdica.


Palabras del vicegobernador

Por su parte, Marcos Koopmann señaló que “la Legislatura acompaña el crecimiento de las instituciones del tercer sector que representan en forma directa y específica los intereses de los neuquinos, articulando entre lo público y privado”.  

Además, reconoció que “el compromiso de Barriletes en Bandada es conocido hace muchos años, acompañando a las niñeces del oeste de la ciudad, brindando contención, apoyo escolar y diversos talleres, de juego, expresión y formación”.

La fundación cobija a chicos y chicas de entre 3 y 17 años.

Por último, el político explicó que uno de los ejes centrales de la gestión que encabeza es “fomentar la colaboración y coordinación de acciones de trascendencia social en beneficio de los jóvenes, niños y niñas de la provincia”.

Estamos felices de ayudarlos a hacer este sueño realidad.

En la firma también estuvieron presentes Susana Parigiani como parte de la comisión directiva, parte del grupo de apoyo y Lorena Montes, madre y colaboradora de la asociación.

Por su parte, Marta Basile señaló que la sede propia les permitirá “reiniciar con talleres que tuvimos que cerrar, como el trabajo con bebés de 0 a 3 años. También tenemos que sumar computación ya que vamos a contar con conectividad”.

“Hace 17 años esperaba esto: significa la posibilidad de soñar y seguir creciendo, que los chicos se apropien del lugar y dentro de 10 años sean quienes sigan con Barriletes”, finalizó Basile.

Otras Noticias