Coronavirus: cuál es la situación actual del Hospital Castro Rendón

¿Cómo se prepara para la segunda ola de la enfermedad?
jueves, 25 de marzo de 2021 · 16:31

La aparición de nuevas cepas de coronavirus más contagiosas aumentan el rumor de la llegada de la segunda ola de la enfermedad al país. No obstante, en Neuquén, la incertidumbre, las renuncias de profesionales en el Hospital Castro Rendón y la elevada tasa de internación parecen ser motivo de trabajo, pero no de preocupación. 

En declaraciones radiales, el director del Hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, explicó que la llegada de la segunda ola a Neuquén será diferente respecto a la primera. En tanto, aseguró a LU5 que estima que va a ser “más de baja y mediana complejidad”, en particular en las áreas de domicilio y terapia intermedia.

Por el contrario, advirtió que la atención que requiera respirador o deban procederse intubaciones serán los sectores más saturados y donde la segunda ola de coronavirus tendrá, probablemente, su mayor impacto. No obstante, advirtió que el hospital regional está trabajando junto al Ministerio de Salud para fortalecer todas deficiencias que existen en el sistema.

Al mismo tiempo, buscó llevar tranquilidad a la gente y detalló a LU5 que, a la fecha, el hospital provincial dispone de 11 profesionales en el servicio de terapia y solo faltaría dos profesionales más y que ya se están haciendo las gestiones para conseguirlos. 

Con respecto a los pacientes internados con coronavirus en la institución, Lammel contó que, en estos momentos, en la Unidad de Covid solo hay un paciente con respirador y otros tres serán trasladados a los espacios de rehabilitación porque presentan afecciones respiratorias a causa de la enfermedad. Ante esto, señaló: “Tenemos más pacientes no Covid que Covid en la terapia”.

¿A qué se debe la baja de profesionales de la salud?

El pasado martes, el Hospital Castro Rendón registró la renuncia de otros tres terapistas. Se trata de profesionales que brindan servicio a la institución y en los primeros días de enero interpusieron un recurso de amparo ante la Justicia con diferentes demandas necesarias para desempeñar correctamente su rol profesional.

En líneas generales, los profesionales denunciaron las malas condiciones laborales, la saturación del servicio, la sobrecarga horaria y el estrés. En aquel momento, advirtieron que deseaban “mejorar las condiciones de trabajo para permanecer en el sistema público”, sin embargo, no lo podían hacer a costas de su salud física y psíquica. 

A la fecha, la causa aguarda a que se reúnan todas las pruebas necesarias para que, finalmente, pueda dictarse un pronunciamiento en respuesta al amparo presentado meses atrás.

Otras Noticias