Enfocado en el presente, Marcos Koopmann analiza su futuro en la política neuquina

Un repaso por sus principales logros y objetivos.
domingo, 28 de marzo de 2021 · 14:21

En cada una de sus declaraciones como en sus acciones, el vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopmann, demuestra la mesura como condición innata. Su perfil dialogista y pacífico, no le resta el mérito de ser uno de los principales candidatos a ocupar la gobernación de Neuquén en el año 2023. 

Tampoco el hecho de pertenecer a una de las familias fundadoras del Movimiento Popular Neuquino (MPN) es un tema menor. Su abuelo, Rodolfo Irízar, fue uno de los pioneros del partido y según sus propias palabras fue el primer secretario de Actas: “en el acta fundacional está él”, recuerda Koopmann con orgullo.


El apellido es parte importante, pero aún lo es más su propio camino recorrido: su eficiente gestión en el Banco Provincia de Neuquén (BPN), desde el 2008 cuando ingresó hasta el 2019 cuando tuvo que dejar su presidencia, es una clara muestra de ello.
Luego llegó el nuevo desafío: ser parte de una nueva etapa política como candidato a vicegobernador acompañando, nada más ni nada menos, que al mandatario en funciones, Omar Gutiérrez. La decisión le costó, pero la victoria fue posible y se convirtió en el segundo funcionario más importante a nivel provincial.

Pese a todo ello, al considerar sus propias declaraciones, el apresurarse no forma parte de su personalidad. Su presente lo encuentra con el desafío de desempeñar la doble tarea de acompañar la gestión de Provincia y de cumplir su rol como presidente de la Legislatura de Neuquén. Al repasar lo logrado al frente de la Casa de las Leyes, en una entrevista con el sitio www.vaconfirma.com.ar, revela que el balance fue positivo. Aunque la pandemia cambió todos los ejes y prioridades, se pudo aplicar el protocolo correctamente y combinar las sesiones virtuales con las presenciales.


Además, se creció en cantidad de debates con respecto al año anterior y se aprobó por mayoría una gran cantidad de iniciativas claves, tales como la ley de Emergencia Sanitaria, la prórroga de prisiones preventivas, la ley del Fondo Anticíclico, que comenzará a aplicarse desde inicios del año próximo, y la de la Zona Franca de Zapala, entre otros proyectos.

Como una de sus metas cercanas, tiene en mente dar debate este año a la modernización de la estructura judicial a través de una reforma procesal civil y comercial. Además sigue manteniendo su postura con respecto a la realización de las PASO para lograr que vuelvan a tener la finalidad de definir alianzas y también candidatos para cada partido y dejar de ser “dos elecciones iguales”, según expresa textualmente. Por otra parte y como un mensaje a los que critican su perfil demasiado bajo, Koopmann dejó en claro que su prioridad está en el trabajo conjunto y según sus propias palabras, en "responder a aquello para lo que uno fue elegido".

Hoy mi meta es llegar cumpliendo en 2023 con mi compromiso con la ciudadanía y en el trabajo político dentro del Movimiento Popular Neuquino, seguir trabajando por una construcción colectiva para muchos años más de gobierno.

Por ello, para el vicegobernador neuquino todo tiene su tiempo. Su candidatura para el 2023 a la gobernación es impulsada por muchos sectores, pero ahora para el titular del cuerpo legislativo su lugar está en desempeñar su doble papel, al que el funcionario mismo define como un "semi de cada lado".


“A mí me eligieron para ser vicegobernador, cumplir el rol de presidente de la Cámara y otras cosas más. Podemos decir, es como un doble rol entre Ejecutivo y Legislativo. Yo no soy de tomar un protagonismo vacío”, expresó y para terminar define que su meta a corto plazo es la de culminar su gestión el 10 de diciembre de 2023 con la lista azul como eje central del MPN.

No se apura, no se postula, no se autopromociona. No parece necesitarlo. Lo cierto es que para Marcos Koopmann nada parece imposible. Supo dirigir el Banco Provincia de Neuquén (BPN) de una manera intachable. Supo ser el que representaba la lealtad que Gutiérrez necesitaba en una etapa de desencanto. Supo pregonar el concepto de una Legislatura de puertas abiertas y la llevó a la práctica eficientemente. Llegó a la vicegobernación y goza de una imagen positiva en gran parte de la comunidad. 


Marcos Koopmann asoma como la gran esperanza de una continuidad renovada, con la mentalidad joven que se requiere, pero también con la experiencia necesaria para asumir el mayor de los retos. Los planes modernizadores y el horizonte de una consolidación participativa, donde haya lugar para todas las voces, afloran como características que el político detenta y que son valoradas al imaginar al nuevo mandatario de la provincia. “Cuando esté más cerca del 2023 ya pensaré en otra meta”, avisa el funcionario, fiel a su estilo.

Por: Elizabeth Potenzoni 

Otras Noticias