Balance a más de un mes del inicio de las clases en Neuquén

Cómo fue el camino y qué cuestiones se atendieron hasta lograr garantizar la presencialidad.
domingo, 25 de abril de 2021 · 10:51

A mediados de marzo del 2020, el aislamiento físico establecido por razones sanitarias interrumpió la normalidad del sistema educativo de la Argentina y, en consecuencia, de la provincia de Neuquén. Tras múltiples medidas de prevención y restricciones impulsadas por los gobiernos en pos de preservar la salud de la población, poco a poco, el universo educativo se alejó de la presencialidad. 

En este contexto, el país y la provincia de Neuquén incluida llevaron a cabo una experiencia inédita y única de educación remota. Así, a los efectos de priorizar el bienestar de los y las docentes, las familias y los y las estudiantes fue que las clases a distancia se incorporaron como el mecanismo alternativo más sano para sostener el vínculo en la comunidad educativa.  

Luego de esta experiencia, resultó necesario retomar la presencialidad, pero de forma cuidada y bajo estrictos protocolos sanitarios. Es así como en marzo de 2021 y después de discusiones, reuniones e intercambios, la provincia decidió regresar a las aulas y reabrir las escuelas. Ahora bien, no todo fue tan fácil y hubo múltiples cuestiones a resolver antes que los chicos y chicas vuelvan al colegio. 

Fuente: (Diario Río Negro).

En diálogo con Diario Río Negro, el secretario general de la seccional capital de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN), Ariel Pino, contó que ya transcurrieron más de 50 días del inicio de las clases presenciales en la provincia y el regreso fue “dispar y condicionado por una serie de particularidades que atravesó cada institución educativa”. 

Al respecto, Pino detalló al medio, a modo de lista, tres grandes inconvenientes que dificultaron el comienzo del ciclo lectivo presencial en Neuquén: las condiciones edilicias y de mantenimiento de las infraestructuras, la falta de nombramiento de los y las auxiliares de servicio y el paro docente. 

En el primer punto advirtió: “Fue claro que no hubo mantenimiento escolar”. Es decir, relató que, en promedio, el 20% de las escuelas no pudo funcionar y comenzó el ciclo lectivo un mes después de la fecha anunciada. En cuanto al segundo obstáculo, Pino aseguró que también dificultó el regreso a las aulas, en tanto, explicó que los y las auxiliares de servicio son las personas que por protocolo deben garantizar el servicio de limpieza y desinfección. 

A esta última problemática, el secretario general de ATEN Capital agregó que también hubo escuelas que no tenían los elementos sanitizantes como el alcohol en gel, termómetros, lavandina y elementos de limpieza. Por lo cual, más de una vez suspendieron la presencialidad, porque “no se alcanzaba a limpiar según lo establecen los protocolos”, argumentó Pino. De este modo, se observa que, más allá de lograrse la presencialidad, no fue tan fácil de cumplir en las escuelas de Neuquén.

 

Neuquén suspendió burbujas, pero qué pasó con los contagios

De acuerdo a las declaraciones de ATEN a Diario Río Negro, a la fecha, no hay una estadística certera sobre si hubo o cuántos contagios de coronavirus ocurrieron en el ámbito escolar. Si bien reconocen que más de una burbuja fue suspendida a lo largo y ancho de la provincia de Neuquén, al gremio no le consta que hayan ocurrido contagios masivos. Aun así, Pino concluyó su reflexión sobre la circulación del virus en las escuelas y aseguró: “Es para tener en cuenta”.

 

Aumentá los cuidados

Cada vez es más importante mantener los cuidados para evitar el contagio de coronavirus. Para eso, es primordial utilizar un tapabocas que cubra boca y nariz, mantener una distancia mínima de dos metros con otras personas, lavarse las manos constantemente, evitar lugares concurridos y ventilar los espacios con aire que circule.

Otras Noticias