Después de las lluvias: sigue el trabajo de recuperación de calles en Neuquén Capital

Mariano Gaido participó de las tareas de limpieza.
miércoles, 28 de abril de 2021 · 11:08

El temporal de lluvias de la semana pasada dejó barro y sedimentos en Neuquén Capital. La Municipalidad impulsó un trabajo de recuperación de calles en distintos barrios. La tarea demandará entre 30 y 35 días. 

Ayer por la noche, Mariano Gaido se hizo presente y acompañó a los trabajadores que realizan la limpieza en el barrio San Lorenzo. "Desde muy temprano estamos junto a los equipos de trabajo llevando adelante este operativo para recuperar las calzadas luego de la gran tormenta", expresó en su cuenta de Twitter el intendente de Neuquén Capital y agregó: "una tarea esencial para garantizar la seguridad".

Los trabajos se ejecutan entre las 5 de la mañana y el mediodía, donde participan 78 barrenderos que fueron reasignados de otras áreas al cuadrante comprendido entre las calles Avenida de Trabajador, Novella, Doctor Ramón y Rohde, la zona de la capital neuquina más afectada por las lluvias. 

De igual manera, Gaido aclaró que se realizarán tareas de limpieza en áreas anegadas del sector oeste y los barrios San Lorenzo Norte y Sur, Gregorio Álvarez, Melipal, Gran Neuquén Sur y Norte, y el corredor vial Lago Viedma.

"Es un trabajo muy importante que llevamos adelante con la subsecretaría de Limpieza Urbana porque hubo mucho arrastre de tierra, de arcilla y de piedras", explicó el secretario de Movilidad y Servicios al Ciudadano de Neuquén Capital, Santiago Morano.

Por su parte, destacó que dichas actividades son fundamentales porque hacen a la seguridad vial y peatonal, garantizando que el sistema público de transporte pueda funcionar como corresponde. Además, indicó que se están limpiando los desagües pluviales, sacando el barro y la basura que el agua arrastró a los sumideros, con el objetivo que puedan estar activos para la próxima tormenta. 

El barrio San Lorenzo: el más afectado por las lluvias 

Las fuertes tormentas que tuvieron lugar los días 19 y 20 de este mes, afectaron a muchas zonas de Neuquén Capital. Cristian Haspert, el encargado de Limpieza Urbana, destacó que sabiendo la situación que atravesarían los vecinos, se pusieron a trabajar el mismo lunes. "Ese día cuanto tuvimos el primer golpe de agua, esos 30 milímetros que cayeron en 20 minutos", recordó y comentó que la labor no culminó.

"Las calles del barrio se transforman en ríos, que sumado al sedimento y lamentablemente a la basura, que vecinos arrojan en lugares no permitidos, nos han causado un gran dolor de cabeza", concluyó.

Otras Noticias