Interior descontrolado: desarticularon una fiesta clandestina en la casa de un policía de Barrancas

Además, en Caviahue, 38 personas fueron aisladas por asistir a un sepelio.
lunes, 28 de junio de 2021 · 21:02

En el interior neuquino se vivieron dos situaciones producto del relajamiento de la sociedad ante la baja de contagios; pero las reuniones se dieron por dos situaciones opuestas. Por un lado, se juntaron para festejar en una fiesta clandestina y por el otro para compartir la tristeza y el dolor en un sepelio.

La reunión social no autorizada, en Barrancas, tuvo un hecho por demás particular: se realizó en la casa de un policía.

Los policías pasaron a disponibilidad y esperan por su sanción.

Los efectivos de la Comisaria 32 de Barrancas se llevaron una sorpresa cuando acudieron al llamado de los vecinos, que alertaban sobre una fiesta clandestina en una casa de la localidad. Dentro del inmueble había 14 personas, entre ellas, dos compañeros de la fuerza.

Fue un asado que se fue de las manos”, explicaron desde la comisaria. En cuanto a las sanciones, explicaron que "en este caso y en consideración del bien afectado, son sumariados inmediatamente. Quiere decir que tienen tres sanciones posibles: pueden ser expulsados de la fuerza y no tienen derecho a nada; pueden ser destituidos de la fuerza; o tener una cantidad importante de días de suspensión o equivalentes de arresto”.

“El procedimiento se realizó a las 2.30 de la madrugada del sábado, en una vivienda cuyo dueño y anfitrión de la reunión es suboficial de la comisaría local. En total, eran dos suboficiales que se encontraban en el lugar”, señaló el fiscal jefe de la V Circunscripción de Chos Malal, Fernando Fuentes, a LM Neuquén.

Entre los presentes había un menor edad, pero el resto eran veinteañeros que se juntaron a tomar alcohol. Todos fueron multados, y el fiscal aclaró que las sanciones punitorias que aplican desde su fiscalía son de 25 mil pesos. Al momento, llevan recaudado un millón de pesos que fueron destinados a fortalecer el sistema penitenciario para favorecer la lucha contra la propagación del coronavirus.

 

El sepelio

En Caviahue también hubo una reunión social no autorizada y 38 personas, que participaron de un sepelio, debieron aislarse luego de que uno de los vecinos que asistió diera positivo en coronavirus.

La zona de Huncal es tierra adentro y difícil de controlar.

El cortejo fue para un integrante de la comunidad mapuche, que no había fallecido a causa del coronavirus, en la zona de Huncal, el viernes pasado. “Como esta persona informó al personal médico con quiénes había tenido contacto en las últimas horas es que finalmente en nuestra localidad quedaron aislados 38 vecinos y quizás otros tantos de la zona de Huncal”, explicó el intendente, Hugo Volpe a LM Neuquén. “No debió concurrir tanta gente a un sepelio”, agregó con preocupación.

Actualmente, la localidad neuquina tiene ocho casos activos y esperan haber aislado a la totalidad de los asistentes, que hasta ahora no presentaron síntomas, para contener un posible brote.

Otras Noticias