Neuquén Capital

"Fue negligencia": ATEN marchó para pedir justicia por Mónica Jara

Además, reclamaron espacios seguros para trabajar tanto para los docentes como para los alumnos.
martes, 13 de julio de 2021 · 09:01

Tras conocerse que la docente Mónica Jara falleció en el sanatorio de Mendoza, los gremios de Neuquén y partidos políticos marcharon bajo la consigna "no fue un accidente, fue negligencia". La trabajadora de la educación fue la tercera víctima de la explosión que ocurrió en la escuela albergue N° 144 de Aguada San Roque. Por su parte, la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) responsabilizó directamente al Estado por lo ocurrido. 

Se trataba del primer trabajo de la docente.

La movilización partió desde el Monumento a San Martín, en el corazón capitalino. Allí, los convocados llegaron con carteles alusivos al reclamo y de este modo, con Marcelo Guagliardo, secretario general del sindicato, a la cabeza de la protesta, unas 600 personas recorrieron el centro de la ciudad hasta llegar a la Casa de Gobierno. Cabe mencionar que la acción se replicó en otras localidades de Neuquén

Por su parte, el titular de ATEN comunicó que el objetivo de salir a las calles se centra en expresar públicamente el pedido de justicia. Asimismo, resaltó que lo ocurrido con Mónica "puede pasar en cualquier establecimiento”, ya que la mayoría de las instituciones educativas no están en condiciones. “Pedimos justicia porque necesitamos tener la certeza de que esto no va a volver a pasar. Para nosotros la responsabilidad de lo ocurrido es del Estado mismo”, aseveró. 

Otro de los operarios fallecidos también era docente.

El pedido del gremio 

Durante el acto, el vocero de ATEN aseguró que los trabajadores volvieron a las calles para pedir justicia por la muerte de Mónica Jara, así como también por los dos operarios fallecidos, producto de la detonación. En concordancia, señalaron: "Reclamaremos justicia hasta el hartazgo por las condiciones en las que tenemos que trabajar. Nuestras escuelas son espacios para crear vínculos pedagógicos, nunca puede ser un lugar para morir". En este sentido, indicaron que si la presencialidad no es segura, no tiene que haberla. “El gobierno provincial obligó a volver a las aulas y los espacios de contención ahora son lugares de muerte y dolor", concluyeron. 

Otras Noticias