SAUZAL BONITO

Geólogo del CONICET afirma que el fracking es la causa de los sismos en la zona de Sauzal Bonito

El experto sostiene que hay una clara relación entre los movimientos de la tierra y la práctica para la producción de hidrocarburos no convencionales.
jueves, 22 de julio de 2021 · 17:07

Hace semanas que Sauzal Bonito registra un claro aumento de la actividad sísmica manifestada en los movimientos que detectan los vecinos de la zona. Según un geólogo del CONICET, la ecuación es bastante simple: son producto del fracking que se realiza en Vaca Muerta.

Andrés Folguera, el experto del organismo científico nacional, sostiene que la inyección de agua en los pozos del interior neuquino activó las fallas geológicas.

La comisión de fomento tiene una población de 280 habitantes.

"La verdad que vinimos pasando varios episodios complicados. Ya son tres días con movimientos seguidos, más de 40 sismos”, había afirmado Fernando Huircaleo, presidente de la Comisión de Fomento de Sauzal Bonito, este martes.

“Si bien en el caso de Vaca Muerta no se puede fehacientemente indicar que tiene que ver con la actividad del fracking es muy sugestivo, porque las zonas de sismicidad coinciden con inyección de agua. Hay una ligazón espacial que es ineludible”, remarcó el científico en diálogo con Radio Nacional Neuquén

Folguera, que es Doctor en Ciencias Geológicas, investigador principal del CONICET, profesor de la UBA y presidente de la Asociación Geológica Argentina (AGA), indicó que “el fracking es un problema y la inducción sísmica es una parte de él. La otra parte es la contaminación y esta es una decisión de un país de practicarlo o no”.

 

La explicación

El geólogo detalló que la fractura hidráulica “está asociada a la inducción sísmica, tiene que ver con que se inyectan aguas y hay fracturas en profundidad que se lubrican por efecto de esa inyección. Capaz son estructuras que están dormidas por largos períodos de tiempo y se destraban súbitamente”.

Folguera sostuvo su afirmación con base en que en Estados Unidos “está perfectamente descripta esta reacción. Hay terremotos de magitud 5 y 6 que son medianos y grandes inducidos por la actividad del fracking”.

“Para mí está fuera de discusión que está relacionado con la actividad industrial, la cuestión es qué se hace con eso. Hay que ver si la infraestructura es la adecuada tanto de las cañerías como de las viviendas y, sobre todo, tratar de limitar cierta magnitud de terremotos que pueden ser destructivos”, remarcó el investigador del CONICET.

“La gente común poco tiene que hacer, es el Estado el que tiene que organizar protocolos de emergencia e infraestructura”, concluyó el científico.

Otras Noticias