JUNÍN DE LOS ANDES

Sorprendente hallazgo en cuevas cercanas a Junín de los Andes: conocé los detalles

El descubrimiento tuvo lugar durante una recorrida de rutina que realizaban efectivos de Gendarmería.
sábado, 14 de agosto de 2021 · 17:18

Mientras patrullaba el área de Pilo Lil, la Gendarmería fue protagonista de un increíble hallazgo en dos cuevas que se ubican cerca de la localidad de Junín de los Andes. Allí encontraron pruebas que representan signos de presencia de pueblos prehispánicos que vivieron hace unos 1.500 años.

En el sitio, ubicado a unos 40 kilómetros de la ciudad turística neuquina, descubrieron gráficos rupestres, puntas de flechas, vasijas de cerámica, almejas y otros objetos líticos que, según explicaron, tienen entre 700 y 1.500 años de antigüedad.

Tras la realización de las taras de campo correspondientes, entre las que se incluyeron toma de medidas de ubicación, registros fotográficos, levantamiento de muestras y otras operaciones de ubicación georeferencial, los gendarmes se contactaron con la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural para que continúe con la investigación.

Hasta el momento sólo se desarrolló el primer estudio superficial del lugar, que será profundizado en los próximos meses. 


Por qué es importante el hallazgo

El arqueólogo Juan Maryñaski fue designado para encabezar las siguientes etapas del proceso de análisis y estudio de los objetos descubiertos en cercanías a Junín de los Andes. Según explicó, el aspecto más importante del hallazgo es que podría abrir la posibilidad de profundizar los conocimientos sobre las expresiones del arte rupestre de los pueblos prehispánicos.

En la misma línea, Maryñaski agregó que dichas manifestaciones artísticas también pueden aportar claves para comprender el desarrollo de la vida cotidiana de las poblaciones que habitaron la región hace miles de años.

La zona que va desde Aluminé hasta San Martín de los Andes es un gran reservorio de este tipo de elementos arqueológicos. 

 

Estado de conservación

El arqueólogo a cargo de la investigación remarcó que estos elementos históricos poseen un buen grado de conservación, que atribuyó al hecho de que permanecieron resguardados en cuevas que se encuentran bajo rocas.

Se trata de espacios de difícil acceso y en medio de un campo muy particular, que no es accesible para los turistas que visitan Junín de los Andes, lo que permitió evitar intervenciones humanas en el lugar.

Para continuar en ese mismo sentido, señaló que ahora el objetivo de las autoridades es resguardar el sitio, para garantizar que ninguna persona ocasione daños en el lugar, que puedan perjudicar la investigación que se desarrolla actualmente.

Otras Noticias